Brasil se quedó con el clásico gracias a un gol en el final

La Canarinha se llevó una sonrisa de oreja a oreja de Arabia Saudita al derrotar al clásico rival Argentina por la mínima, en tiempos de descuento. El partido de corte amistoso terminó 1-0 gracias al gol de Miranda tras un grosero error del “Chiquito” Romero y de su compañero el “Nico” Otamendi.

El juego disputado ante 60 mil espectadores que colmaron el “Rey Abdullah” de la ciudad de Jeddah, con más de 30 grados de temperatura, presentó a un renovado equipo argentino, plagado de futbolistas jóvenes, ante el experimentado Brasil, que contó con sus grandes jugadores como Alisson, Filipe Luis, Philippe Coutinho, Roberto Firmino, Gabriel Jesús y el gran Neymar.

Pese al nombre de los jugadores de la oncena de Tite, el elenco de Lionel Scaloni no se achicó y cumplió con una buen labor táctica.

Neymar fue el cartón ligador, y eso quedó demostrado también en la cantidad de tarjetas amarillas acumuladas. Saravia, Battaglia, Paredes, Lo Celso y Correa fueron los amonestados, mientras que la verdeamarela ligó apenas dos amonestaciones, una fue para el mencionado Neymar y la otra para Miranda.

Segundo minuto de descuento. Córner levantado por Neymar, Otamendi que perdió la marca, el “Chiquito” Romero que se quedó a mitad de camino y certero cabezazo del defensor Joâo Miranda que puso el exclusivo gol de la brega.

Digna actuación para una Argentina que contó con caras nuevas y que no tuvo el empuje y la calidad de Lionel Messi.

Soccerway


 

@lostribuneros