Bolsonaro quiere fútbol y los contagios para él son poca cosa

El polémico presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, camina por la cuerda floja en su país al «ningunear» la pandemia de Coronavirus que azota al mundo y que le está costando la vida a más de 5.900 compatriotas suyos al momento de la nota. Ahora, indicó que el fútbol debería volver ya mismo.

Según dichos propios, sin citar fuentes y pasando por encima a su Ministerio de Salud, Bolsonaro señaló que los futbolistas que se contagien tienen muchas chances de salvarse gracias a su juventud y estado físico.

En una entrevista a Rádio Guaíba de Porto Alegre, el presidente de los brasileños pasó por encima de los especialistas, con quien lleva una guerra sin cuartel, y se mostró favorable a que las actividades futboleras vuelvan a su cauce normal.

Bolsonaro dijo haber conversado con el ídolo y entrenador del Grêmio Porto Alegrense, Renato «Gaúcho» Portaluppi y Rogério Caboclo, presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF).

«Hasta el momento ya hay mucha gente que entiende, del medio futbolístico, que es favorable al retorno porque el desempleo está golpeando la puerta de los clubes también», arrancó diciendo el presidente.

«Con esa edad joven, el futbolista, difícilmente, en caso de haber contraído el virus, la chance de morir es infinitamente pequeña», dijo sin siquiera dar argumentos científicos y sin citar alguna fuente que sustente sus dichos.

«Por su estado físico, por la higiene que lleva el atleta, tiene que sobrevivir», supone.

Tomando al futbolista como rehén y mostrándolo como una víctima que se moriría de hambre si el espectáculo no comienza, Bolsonaro basó su discurso radial.

«La mayor parte no gana bien y precisa del fútbol para sostener a su familia», fueron sus palabras. Nada habló de los clubes, ni de la salud de su población.

Confesó que se comunica seguido con el técnico Renato Gaúcho, del Grêmio y con Caboclo, el presidente de la CBF, sin embargo, el entrenador del tricolor porto alegrense le dijo que no es buena idea porque «hay una sensación entre los futbolistas de que no da para arrancar ahora. Todavía están apavorados».

Para Bolsonaro los medios y su Ministro de Salud han hecho una «campaña de pavor (…) como si el virus fuese a matar a todos». Para él debería «haber un cuidado especial».

El presidente brasileño pretendió lograr apoyo de Renato Gaúcho pero el tiro le salió por la culata. «Presidente, esto lo han decidido los jugadores», dijo que le contestó.

Para la infectóloga Tánia Vergara presidenta de la Sociedad Brasileña de Infectología, dice O Globo, sería arriesgado recomenzar con el fútbol en momentos que la pandemia está fuera de control en todo el país. En caso de volver a los entrenamientos los riesgos de contagio son altísimos.

Bolsonaro está cercano al juicio político debido a que ha amenazado a intendentes y gobernadores que tomen medidas para proteger a los ciudadanos de la pandemia de Covid-19. Por causa de su negligencia más de 85.000 brasileños están infectados logrando sobrevivir cerca de 36.000 y falleciendo hasta ahora 5.935 personas.

@lostribuneros

Fijate en

Solamente 13 campeones de Libertadores participarán en zona de Grupos

El próximo 7 de febrero arrancará la Copa Libertadores de América 2023 con sus habituales …