Boca le tiró con la mística a Palmeiras y los destrozó en en final

0
5

La pelota no entraba. Barros Schelotto mandó al «Pipa» Benedetto a la cancha y éste respondió con un doblete sobre los palmeirenses. Boca se impuso por 2-0 y quedó a pasitos de la final de la Copa Libertadores.

No hay con qué darle, mística es mística. Boca Juniors no podía con Palmeiras en un partido más que cerrado en la Bombonera. Los «Porcos», de la mano de Luiz Felipe Scolari fueron a hacer lo mismo que hizo Grêmio con River en el Monumental, pero esta vez al ex Grêmio algo le falló.

La puja era más que pareja. En el primer tiempo el dominio táctico y técnico lo tuvo el conjunto esmeraldinha, pero no ponían en jaque al arquero Agustín Rossi. Boca, por su lado con el «Wanchope» Ábila adelante intentó desde lejos con remates de media y larga distancia pero no pasaba mucho.

Como buen gaúcho Scolari hizo de los paulistanos un equipo de batalla. Tenía en el medio al prepotente y desleal Felipe Melo, quien hasta tiró un planchazo y tuvo encontronazos con Pablo Pérez y Nahitán Nández.

La busca del 0-0, o de algún gol aislado como le hizo Grêmio a River 24 horas antes, era lo que planteaba Palmeiras.

Boca no la pegaba, aunque era ordenado. Nández y Pablo Pérez pelearon en sus sectores. Zárate no aparecía y le dejó su lugar en el complemento a Sebastián Villa.

El «Wanchope» Ábila no podía con el fondo «Porco» que tenía al paraguayo Gustavo Gómez metiendo y metiendo.

Pasaba el tiempo. El uruguayo Lucas Olaza colgó la pelota de tiro libre en el ángulo, pero el arquero Weverton se mandó una atajada para la foto.

El tiempo corría y Scolari sacaba al bravo atacante Deyverson, anulado por la defensa boquense, y quitó al colombiano Borja. Un minuto después, Barros Schelotto sacó al «Wanchope» Ábila y puso al «Pipa» Benedetto, y ahí cambió todo.

Sebastián Villa, que desde su ingreso hizo trabajar como locos a los volantes y defensores porcos, ejecutó un perfecto saque de esquina, allí estaba el «Pipa», quien burló la marca de Felipe Melo, y de cabeza puso el primer tanto del juego. Faltaban 8′ para el final.

El gol de Boca obligó a los palmeirenses a adelantarse porque a ellos les venía mejor un empate, y si anotaban de visitantes, mejor.

Thiago Santos ingresó por Bruno Henrique para ir al frente en pos del empate, sin embargo, aprovechando los espacios y con una jugada espectacular el «Pipa» Benedetto anotó un soberbio golazo, lapidando a los adversarios.

Boca se irá a Brasil con un 2-0 a cuestas y le tira con la desesperante presión al conjunto verdolaga. El empate o la derrota por un gol mete a los boquenses en la final de la Copa Libertadores.

BOCA JUNIORS 2
Rossi; Jara, Izquierdoz, Magallán y Olaza; Nández, Barrios y Pérez; Pavón y Zárate; Ábila. DT: Barros Schelotto.

Cambios: Villa x Zárate, 56′; Benedetto x Ábila, 77′; Buffarini x Pavón, 90’+3.
Goles: Benedetto, 82′ y 88′.

PALMEIRAS 0
Weverton; Mayke, Luan, Gómez y Diogo Barbosa; Bruno Henrique y Felipe Melo; Dudú, Moisés y Willian; Borja. DT: L. Scolari.

Cambios: Deyverson x Borja, 76′; Thiago Santos x Bruno Henrique, 87′; Lucas Lima x Moisés, 90’+3.

Estadio: Alberto J. Armando «La Bombonera». Buenos Aires.
Referí: R. Tobar.

@lostribuneros

No hay comentarios