Bianchi precisa de un manosanta o exorcista

El entrenador boquense, Carlos Bianchi, precisa de manera urgente contactarse con un exorcista o algún manosanta, ya que ahora, en solo 28 días transcurridos del año 2014, se lesionó el quinto jugador: Pol Fernández.

Faltan días para la revancha clásica con River en Mendoza, Riquelme es noticia porque se recuperó de una lesión y comandará el ataque xeneize, pero ahora, Pol Fernández trascendió porque en el entrenamiento matutino se marchó con una lesión en uno de los dedos de sus pies.

Se estima que el jugador, proveniente de Rosario Central donde estuvo prestado por media temporada, tenga una fractura en uno de los metatarsianos del pie derecho.

En el caso de confirmarse la lesión de Fernández, Boca estiraría a cinco su lista en lo que va del año, ya que anteriormente sufrieron problemas físicos Claudio `Chiqui´ Pérez, Claudio Riaño, Agustín Orión y Joel Acosta, quien se llevó la peor parte ya que se rompió los ligamentos cruzados y estará inactivo seis meses.

Los boquenses tenían planeado entrenar en la Reserva Ecológica de Buenos Aires, pero dada la tormenta que se desató durante la mañana, tuvo que entrenar en Casa Amarilla.

Fuente: Redacción / Télam

Fijate en

Australia Descarga una Tormenta de 31 Goles sobre Samoa Estadounidense

Es cierto que el nivel del fútbol de Oceanía es el más pobre, mucho no …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *