Amarilla flechó la cancha y Boca sacó rédito

Sin dudas que Boca jugó un excelente partido en Pacaembú y logró la clasificación a los cuartos de final de la Libertadores pero también hubo «cositas» raras.

Boca es inteligente, se plantó bien, marcó un golazo y clasificó, es cierto, no le vamos a quitar méritos a los xeneizes pero tampoco vamos a tapar el sol con un dedo y no reconocer que el árbitro Carlos Amarilla influyó en el partido.

Un penal del lateral Marin, quien desvió el balón con su mano al mejor estilo de un jugador de vóley, luego, a instancias del línea le anuló un gol perfectamente lícito a Romarinho.

@lostribuneros

Fijate en

¡Rumania arrasa en su regreso a la Eurocopa con un contundente 3-0 a Ucrania! ⚽️

Munich, Alemania – ¡La «Tricolori» ruge en Alemania! Tras 24 años de ausencia, Rumania regresó …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *