¡África se muere de vergüenza!

El fútbol africano rompió los récords de vergüenza propia y ajena. El Wydad Casablanca, equipo marroquí, decidió retirarse de la cancha mientras perdía la final de la Africa Champions League ante Esperance en Túnez.

El motivo fue que ‘se rompió’ el VAR y no pudo verificar un auténtico gol mal anulado al elenco de Marruecos, que era el empate. La televisión mostró que el tanto fue mal anulado por la terna arbitral, lo que hubiera sido legitimado por el video arbitraje si este hubiese estado funcionando. Tras airados reclamos los futbolistas del Wydad, se les informó que el sistema estaba caído. Esto los llenó de furia y el equipo decidió marcharse del campo de juego.

La terna arbitral decidió esperar una hora y media, mientras las autoridades trataban de convencer a los marroquíes. Finalmente, decidieron dar por terminada la final y el título quedó nuevamente para el Esperance.

El alegato de las autoridades presentes en Rades, es que ambos capitanes estaban notificados de que el VAR no funcionaba. Por otro lado, los futbolistas de Wydad aseguraron que jamás fueron avisados de nada.

Este equipo tunecino el año pasado venció al popular Al Ahly de Egipto, luego de haber apedreado el ómnibus y que una astilla de vidrio lastime a un futbolista faraónico.

Antes, le habían anulado un legítimo gol al Primeiro de Agosto de Angola, que hubiera significado la histórica clasificación del popular club de la Girabola. Además, la hinchada de Esperance había agredido salvajemente al puñado de seguidores angoleños.

La vergüenza está dando vueltas al mundo, y se espera a que las autoridades africanas tomen cartas en el asunto.

@lostribuneros