A 30 años de la gira de Peñarol por Mar del Plata

Corría febrero de 1988, exactamente 30 años atrás. Y 30 años atrás significa lo mismo que otros tiempos. No había calendarios tan apretados,por lo que los tradicionales torneos de verano en la Argentina ocupaban los dos primeros meses del año. En ese contexto, un Peñarol que venía de ser campeón de América y subcampeón del mundo ante el Porto en Japón anduvo de gira por Mar del Plata, en un cuadrangular que también jugaron Boca, River y América de Cali, su vencido en la final de la Libertadores 87, y que el xeneize se llevó ampliamente.

La campaña del once del glorioso Fernando Morena fue irregular, sólo una victoria y dos derrotas. Debutó en el estadio José María Minella el 2 de febrero, con caída ante el revitalizado Boca de José “el Pato” Pastoriza. Fue 1-2, con gol de Cabrera al arranque del segundo tiempo, igualando parcialmente la ventaja que Trasante en contra había puesto. Enseguida, Enrique Hrabina desniveló para los auriazules. El “carbonero” formó esa noche con Ferro; Herrera, Rotti, Trasante (Gonçalves 64), Alfonso Domínguez; Eduardo Da Silva, Perdomo, Viera (Sánchez 53); Vidal, González (Villar 77) y Cabrera.

Cuatro días más tarde, Peñarol logró su única victoria, 2 a 0 sobre el River de Carlos Timoteo Griguol, que contó con los uruguayos Nelson Gutiérrez, Jorge Da Silva y Rafael Villazán, ya sin Enzo Francescoli. González a los 17 minutos y Eduardo Da Silva a los 72 marcaron para el triunfo.

Recién el 20, luego de las presentaciones de Boca y River ante el América, el mirasol volvió a jugar, contra sus antiguos rivales caleños, perdiendo 2 a 1. José “el Pepe” Herrera conquistó el empate transitorio a los 15 minutos, luego de que tres antes el paraguayo Battaglia había inaugurado el marcador. Fue Ricardo Gareca, en su apogeo en los escarlatas, el autor del segundo gol, en un cotejo tan accidentado que el árbitro argentino Abel Gnecco expulsó seis jugadores, tres de cada lado, entre ellos Perdomo, Vidal y Cabrera.

El torneo amistoso fue para Boca al vencer en el superclásico 2 a 1, con goles de Jorge Comas y Milton Melgar, marcando Antonio Alzamendi para los millonarios. Peñarol se preparó así para su año futbolístico, que no sería tan bueno como el anterior, subcampeón de Danubio en el campeonato local y eliminado por San Lorenzo en cuartos de final de la Libertadores. Pero se dio una linda vuelta por la bella Mar del Plata.

Fuente: RSSSF

Diego Martín Yamus.
diegoanita@hotmail.com.ar

@lostribuneros