40 años del Mundialito: Uruguay tira a los gigantes

0
249

Corría el 10 de enero de 1981 y mientras muchos en Uruguay andaban disfrutando las vacaciones de verano, muchos otros seguían a la selección en la creada Copa de Oro de Campeones Mundiales, el famoso Mundialito. Ese día la celeste tenía ante su archirrival Brasil no sólo la chance de ganar aquel torneo conmemorativo de su primer Mundial en 1930, sino más aún de resurgir tras años de oscuridad, como que venía de no ir al de Argentina 78. 

Tras los dos grupos de tres países en los días previos, orientales y brasileños habían sido primeros y se encontraban en el estadio Centenario ante una multitud. Los de Roque Máspoli llegaban con aplomo por dos triunfos sobrios 2-0 ante Holanda y la futura campeona Italia, en cambio los de Telé Santana, aún sin su astro Zico, venían de brillar ante Argentina a pesar del 1-1 y sobre todo de su 4-1 a Alemania. 

Como se preveía, el match fue parejo y duro. La visita quería una revancha del Maracanazo de 1950 y fue a por la apertura, pero la celeste tuvo también intenciones claras de gol; sin embargo, las emociones arribaron tras el descanso. A los 50 minutos, el gran Rubén Paz generó la jugada previa que Jorge «Chifle» Barrios aprovechó para batir al discutido arquero  Joao Leite. Pero a los 62, Sócrates (que entonces fue puesto de centrodelantero) igualó de penal. Parecía que se disputaría un alargue o los ya existentes tiros desde el punto penal. 

Pero faltaba aparecer el héroe y razón del título: Waldemar Victorino. El delantero de Nacional ya había definido los encuentros anteriores y aquí no iba a estar ausente. Fue a los 81 minutos que Venancio Ramos envió un tiro libre, el zaguero Olivera distrajo marcas, Joao Leite no salió y Victorino cabeceó casi arrodillado al gol. Y fue el 2-1 y la consagración de Uruguay, además un amanecer futbolero probable. Y aunque no fue el Mundial 30 ni el 50, ni los Juegos Olímpicos del 24 y 28, ni tantas Copas América, la botijada salió a festejar por Montevideo. Un grupo de hinchas hicieron una colecta para llenar el tanque de su auto y recorrieron la alegría de la calle al compás de la Copa de Oro. 

Por un verano, Uruguay fue de oro. Cómo iba a ser de otra manera, si se atrevió a tirar abajo a Brasil, Argentina y los gigantes campeones. 

FICHA DEL PARTIDO 

Copa de Oro de Campeones Mundiales 1980 

Final, sábado 10 de enero de 1981 

Uruguay 2-1 Brasil 

Goles: Barrios 50′, Victorino 81′ (U), Sócrates penal 62′ (B). 

Estadio: Centenario (Montevideo). Arbitro: Erich Linemayr (Austria). 

URU: Rodolfo Rodríguez; Diogo, Olivera, De León, Daniel Martínez; Krasouski, De la Peña, Rubén Paz; Venancio Ramos, Victorino y Julio Morales. DT. Roque Máspoli. 

BRA: Joao Leite; Edevaldo, Oscar, Luizinho, Junior; Batista, Toninho Cerezo, Paulo Isidoro; Tita, Sócrates y Zé Sergio. DT. Telé Santana. 

Cambios: 36′ Barrios por De la Peña (U), 51′ Serginho por Tita (B) y 81′ Eder por Zé Sergio (B). 

Fuentes: RSSSF y archivo Tribunero 

El triunfo celeste sobre Brasil: 

Uruguay – Brasile 2-1 – Copa de Oro 1981 – finale – YouTube#alessiafromcetonarulezwww.youtube.com

Diego  Martín Yamus. 
diegoanita@hotmail.com.ar 

@lostribuneros

No hay comentarios