Exterminan a negros y miserables para justificar labor de seguridad

Amarildo era albañil y negro, lo que llamó la atención de un policía al que no le gustó su cara. El hombre fue detenido, e interrogado para que «cante» donde tenían las armas, dando por hecho que el hombre de 47 años era narco, por eso, lo torturaron hasta matarlo dentro de la populosa «favela» Rocinha (Villa la Rosita sería en argentino).

Al tomar trascendencia este acto delictivo, luego que varios policías no implicados en el hecho contaron lo sucedido. Amarildo fue golpeado, sufrió picanas y cuando le dio un ataque epiléptico, ya que padecía esta enfermedad, uno de los uniformados gritó «deu merda» (algo así como «la cagamos» en español). Tomaron su cuerpo y lo tiraron en un descampado, luego plantaron las pruebas como que fue asesinado por narcos en un ajuste de cuentas.

Este caso conmovió a Brasil en 2013 pero no trascendió a nivel internacional, hasta que un director danés lanzó, hace poco, una documental donde contaba todo lo que no se ve de Brasil.

Este hecho no es único, no fue una excepción, ya que un integrante de las fuerzas de élite, el BOPE, denunció en un libro estas prácticas. Además, especificó que los «favoritos» para torturar y matar son los negros.

@lostribuneros

Fijate en

Un “Salto” de calidad le dio la victoria al líder Defensores de Belgrano

En un emocionante encuentro de la jornada 5 de la Primera Nacional, el líder Defensores …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *