1976: Defensor derrumba y conmueve la historia en Uruguay

0
559

Desde el inicio del fútbol profesional en Uruguay en 1932, parecía que sólo existían dos clubes, los colosos Peñarol y Nacional. Los gigantes se habían robado todos los títulos durante cuatro décadas y media. Quién soñaría con otro nombre en la historia grande oriental. Pero llegó ese 1976, cuando un tal Defensor rompió la tradición al ser el primer distinto en ganar el campeonato.

El club violeta había sido fundado el 15 de marzo de 1913, y si bien comenzó a jugar desde entonces en la era amateur, sólo concretó logros de poca repercusión aunque oficiales. En 1947 igualó con Peñarol el Torneo de Honor y obtuvo su primera conquista. En 1958 se atrevió a vencer a los dos grandes y a Fénix para llevarse el Torneo Cuadrangular, un campeonato postemporada entre los cuatro mejores. Y en 1960 se llevó la Copa Artigas, disputada por diez clubes de Primera y cuatro selecciones del interior.

Pero su real hora de gloria le llegó en 1976. La dirigencia encabezada por Jorge Franzini contrató al entrenador José Ricardo De León, que ya había dirigido al equipo en 1971 y venía de éxitos con el Toluca en México. Empezó el Uruguayo de 22 fechas con derrota. Sin embargo, de a poco, con su mentalidad y estrategia, con Luis Cubilla como única estrella, fue haciéndose fuerte hasta derrotar a Peñarol 2 a 1 en partido clave que perdía. Y arribó a la definición con el mirasol, a quien le llevaba un punto,  aquel 25 de julio en su estadio Luis Franzini, frente a Rentistas.

Era una fría y lluviosa tarde de sábado en Montevideo, en plena vigencia del estado de facto en el país vecino. Pero el emblemático Parque Rodó estaba repleto esperando marcar un hito. A la misma hora, Peñarol enfrentaba en el Centenario a Sud América. Si el local ganaba era campeón. Y Alberto Santelli, a los 9 minutos, aprovechó una jugada confusa y remató para el primer gol que hiz o estallar a la gente. Como lo hizo Cubilla, que con soberbio tiro aumentó.

Peñarol ganó 3 a 1 y Rentistas descontó faltando 15 minutos. Pero la hinchada «tuerta» regresó al aliento y Defensor lo realizó. Ser el primer club e ntirar abajo a los gigantes fue una nota sonora que quedó grabada a fuego, no sólo en la estadística. Esa tarde los héroes fueron Freddy Clavijo; Líber Arispe, Baudilio Jauregui, Ricardo Conde y Beethoven Javier; Ricardo Ortiz, Pedro Graffigna y José Gervasio Gómez; Luis Cubilla, Alberto Santelli (Alfredo Cáceres) y Rodolfo Rodríguez.

También integró el plantel un mediocampista de 28 años llamado Gregorio Pérez. El enorme Goyo recuerda así el triunfo: “Las pretemporadas en aquella época duraban 20 días en la arena. Eran tremendas. Cuando empezamos a hacer los trabajos tácticos en cancha, De León nos empezó a mentalizar: ‘Acá no importa quién juegue. Lo importante es quebrar la hegemonía de los grandes en el fútbol uruguayo. Si ustedes creen… lo podemos lograr’, decía en cada entrenamiento».

Y agrega: «Hubo un partido clave con Peñarol en la segunda rueda. Perdíamos 1 a 0 y lo dimos vuelta 2 a 1. Ahí nos convencimos de que se podía. Había un grupo muy solidario y comprometido con la idea y con el club. Se generó esa aureola de campeón, venían de todas partes a ver a Defensor, se presentía. Y la prensa también seguía al equipo a todos lados. En ese momento no nos dimos cuenta de lo que habíamos logrado”.

Tanto fue así que como simbolismo perfecto, los campeones dieron la vuelta olímpica al revés que lo habitual, como queriendo expresar que revertían la historia de los poderosos. La cabecera sur del Franzini se denominó 25 de Julio de 1976 en su honor. Después ganó la Liguilla y disputó la Copa Libertadores de 1977, donde volvió a vencer a Peñarol de visitante y le empató a Boca y a River en el Monumental. Había llegado otro nombre a entrometerse en la carrera por la gloria. Como relató Víctor Hugo Morales para Radio Oriental, la historia se derrumbó y se conmovió por Defensor.

Fuentes: Ovación Digital, futbol.com.uy, RSSSF y Wikipedia

El emotivo relato de Víctor Hugo del éxito violeta:

diegoanita@hotmail.com.ar
Diego Martín Yamus.

@lostribuneros

No hay comentarios