U$S 2.000.000 de deuda y El Tanque desafiliado (de nuevo)

    Foto: Montevideo Portal
    Se trata de El Tanque Sisley, equipo con menor arrastre del fútbol uruguayo que se había aferrado a la Primera División de aquel país y hasta llegó a jugar una Copa Sudamericana. Un inescrupuloso empresario argentino y una inoperante directiva llevaron a la quiebra al club. Otra vez vuelve a ser desafiliado.

    Las malas administraciones y negociaciones entre alfileres,llevaron a un club de Primera División, como lo es El Tanque Sisley, a quedar nuevamente desafiliado de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) al no poder solventar su deuda de U$S 2.000.000.

    Los “Fusionados” en 2017 lograron una agónica salvación en la cancha. En aquella ocasión lograron vencer por penales al Sud América, y gracias a esa victoria en campo neutral, pudieron quedarse en la élite del fútbol oriental.

    Mucha algarabía en los parciales del “Fusio”, sin embargo, una deuda obligó a la institución verde y negra a quedar suspendida por una temporada, para retomar el rumbo en 2019 a partir de la segunda división.

    En su momento el presidente Fredy Varela, se ufanaba de ya casi tener el dinero para pegar el retorno a la Segunda División Profesional, y prometía que para el 2020 estarían nuevamente en Primera, pero, los fondos no sólo no están, sino que la deuda ahora es mucho mayor de la informada en su momento, según indican fuentes de aquel país.

    La cuestión es que el club se prestó el nombre al empresario argentino Marcelo Simonian para que éste adquiera el pase del futbolista del club Danubio, también de la liga uruguaya, debido a que la FIFA ya no permite que los jugadores estén a nombre de personas físicas, y sí de instituciones.

    Éste pagó 1 millón de euros, y firmó dos vales por el saldo restante, pero jamás pagó un solo euro. Entonces, El Tanque, que jamás contó con Ardaiz, debe hacerse cargo de la deuda y hasta que no cancele con sus pares danubianos, quedará suspendido nuevamente.

    El plantel, entrado por el “Tiburón” Luis Duarte, y armado con futbolistas de experiencia, con miras del retorno a primera división en esta temporada, debió ser despedido el pasado lunes (15).

    Duarte le dijo a El Observador de Montevideo que el anuncio de Fredy Varela “fue como recibir una puñalada”.

    El “Chancho” Claudio Dadomo, ex jugador del verdinegro, y ahora gerente deportivo, admitió que el club no tiene dinero y que también a él le están debiendo.

    @lostribuneros