Uruguay no puede, Mozambique si

0
89

Cosas increíbles suceden en el mundo del fútbol, o más rayanas a lo insólito. Uruguay, el país más rico de América Latina en 2019 gracias a su alto nivel de ingresos per cápita, no logra tener aún un verdadero campeonato nacional de fútbol, en contrapartida Mozambique, el quinto país más pobre del planeta lo tiene.

Los uruguayos, futboleros por antonomasia, sueñan con un campeonato de verdad, con un torneo donde puedan participar los grandes del fútbol del interior y así llevar a cabo un torneo que gane en emociones y en jerarquía.

Arriba de 30 años llevan sin ganar nada a nivel continental, algo que suena a una eternidad para un fútbol que fue de los más ricos e innovadores del mundo durante gran porción del siglo XX.

Los ‘Botijas’ como les llamamos cariñosamente a los orientales en Buenos Aires, organizaron el primer mundial de fútbol FIFA en 1930, fueron los primeros campeones de la Copa América en 1916 aquí en Argentina, los primeros campeones de la Copa Libertadores en 1960, los primeros latinoamericanos en ganar el Mundial de Clubes (Intercontinental) en 1961, los inventores de la «Liguilla Pre-Libertadores», del fútbol de salón, hándbol y muchas más.

Pero algo les falla. No sabemos si es diálogo, ingenio o qué, pero no logran hacer un torneo con 20 equipos como sucede en diversas partes del planeta con clubes de todos los puntos del país.

Las excusas son siempre las mismas: «no hay plata», «hay poca gente», «todo es lejos».

Bueno, les contamos entonces que si «no hay plata», «hay poca gente» y si «todo es lejos», Mozambique, el quinto país más pobre del planeta tiene un campeonato denominado «Moçambola» (Mozambola) donde participan clubes de todo el país.

Mozambique nunca ganó nada a nivel internacional y la década entre 2010 y 2019 logró la hazaña de meter en la zona de grupos de la Liga de Campeones de África al Ferroviário da Beira, club del interior que para llegar a esas instancias debió sortear todas las fases clasificatorias, recorriendo como pudieron el continente de un lado al otro.

Los mozambiqueños aportaron a un astro del fútbol mundial como fue «La Pantera Negra» Eusebio, pero para desgracia de ellos, los colonizadores portugueses se lo llevaron a su seleccionado, y nada les quedó para ellos.

Clásico del Prado de Montevideo entre Montevideo Wanderers y River Plate.

Este país africano cuenta con ingresos per cápita de 500 dólares anuales, vale decir que sus habitantes ganan en promedio de 41 dólares al mes; es cuatro veces más grande que Uruguay; de cada 20 habitantes apenas a uno le interesa el fútbol más allá de tener casi 25 millones de personas, mientras que en Uruguay de cada 10 habitantes a 8 les interesa el balompié, pese a los 3,4 millones de ciudadanos; las distancias entre Maputo (la capital) y Pemba (que tiene al Ferroviario jugando en Primera) es de 2.500 km, mientras que entre Montevideo, capital charrúa y Rivera (frontera con Brasil) es de 500 kilómetros; ah, el bicampeón entre 2017 y 2018 fue el Hidroeléctrica de Songo, que está a 1.600 km. de la capital en el centro norte, y el anterior fue Ferroviário da Beira que está sobre la costa a 1.500 km.

Los clubes mozambiqueños a nivel local se mueven en tren y en ómnibus y alguno que otro en avión.

Todo es excusa en ese diminuto y rico Uruguay, país exportador de talentos como pocos en el planeta. ¿Por qué no se integran a los clubes de la Organización de Fútbol del Interior (OFI)?

Reseña y anécdota

Para jugar en el rico norte africano como Túnez, una vez un equipo mozambiqueño debió tomar un vuelo a Sudáfrica (sur), hacia Dubai (norte, continente asiático) para allí combinar con un avión que los deje en Ciudad de Túnez. Esta travesía duró 32 horas para ir y 38 para volver.

El campeonato de Uruguay organizado por la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) es un torneo metropolitano disfrazado. De los 16 clubes que juegan en primera 13 son de Montevideo, la capital, y apenas tres provienen del interior.

Los charrúas tienen 177.000 km2 de superficie e ingresos per cápita en 2019 de 17.840 dólares anuales. La distancia más lejana de un extremo al otro en línea recta es de 560 kilómetros, o utilizando rutas de 800 km reales.

Mozambique de 24.700.000 mil habitantes aproximadamente, 799.380 km2 de superficie y desde un extremo al otro hay cerca de 2.800 kilómetros.

Contrario a Uruguay donde 13 son de la capital y 3 son del interior, en Mozambique de la capital son 5 clubes y del interior son 11.

@lostribuneros

No hay comentarios