Una eliminatoria asiática de Navidad

En tiempos de fiestas de fin de año como los que estamos festejando, vale la pena contar una de esas historias que el fútbol suele regalar. En plena época navideña de 1980, Asia disputó el Grupo D de su eliminatoria para el Mundial de España 1982. Como en el Lejano Oriente no son cristianos, esos días del nacimiento de Nuestro Señor Jesús seis países los pasaron con partidos de clasificación en Hong Kong.

Los seis contendientes por una plaza en el cuadrangular final eran China, Japón, Corea del Norte, el local, Singapur y Macao. China era el gran candidato por esos años, y así lo ratificó en el torneo jugado entre el 21 de diciembre de 1980 y el 4 de enero de 1981, con encuentros en Nochebuena y Año Nuevo incluidos. Primero hubo cotejos para definir la conformación de las zonas, donde el 21 los chinos vencieron a sus vecinos 1-0, y el 22, los japoneses a Singapur por la mínima y los norcoreanos 3-0 a Macao, armándose así las dos de tres donde los dos primeros pasarían a semifinales.

En la 1, el día de Nochebuena China goleó 3-0 a Macao. El 26 derrotó a Japón 1-0 y pasó a las semis, donde el 28 los nipones también entraron al golear 3-0 a los portugueses. Por la 2, todo fue más reñido: el 24 de diciembre Hong Kong y Singapur igualaron a 1, el 26 Corea del Norte derrotó 1-0 a Singapur y el 28 empató con los anfitriones 2 a 2, pasando ambos.

El 30 se jugó la primera semifinal, donde Corea del Norte venció por la mínima a Japón con gol de Kim Yong Nam. Y el 31, el último día del 80, mientras en América estábamos con comida, pan dulce, sidra y más recibiendo al 81, China venció a Hong Kong por penales 5-4 tras el 0-0 de los 120 minutos. Finalmente, el 4 de enero del nuevo año, chinos y norcoreanos disputaron un partidazo que se definió en el alargue, donde los de Mao Tse Tung ganaron 4 a 2. Huang Xiandong por 2, Gu Guangming y Chen Shirong marcaron para China, mientras Li Chan Ha y Kim Yong Nam lo habían hecho para Corea.

Así China fue al cuadrangular final por dos plazas, donde por ese tiempo Asia compartía eliminatoria con Oceanía. Tras jugar con Kuwait (clasificado a España 82), Nueva Zelanda y Arabia Saudita, debió hacer un partido de desempate con los Kiwis, el 10 de enero de 1982 en Singapur, donde los neocelandeses vencieron 2 a 1 y arribaron así a su primera Copa del Mundo, igual que los kuwaitíes. Más allá de eso, un simpático y exótico recuerdo del fútbol en plena Navidad.

Diego Martín Yamus.
diegoanita@hotmail.com.ar

@lostribuneros