Una alegría para un corazón herido

San Lorenzo pudo darle una alegría a su lastimada hinchada tras la eliminación de la Libertadores; ganaron el clásico del nuevo milenio; Vélez quedó con 10. Fecha 11.

Los «Cuervos» pudieron esbozar una sonrisa, luego de la decepción por la inesperada eliminación de la Copa Libertadores; vencieron en el Nuevo Gasómetro, con lo justo, a un Vélez que no levanta vuelo.

Vélez sufrió la expulsión del volante Lucas Romero, 84′, y a los 85′ el zaguero Matías Caruzzo ponía el único gol del partido.

El elenco dirigido por Miguel Russo todavía no ha ganado en calidad de local en los 11 partidos que van del campeonato nacional.

Bauza basó su planteo en la presión y sus muchachos no defraudaron en ese sentido, pero les faltó algo fundamental: la definición.

El arquero fortinero Aguerre, también aportó una muy buena cuota, al lucirse bajo los tres palos, evitando así, una catástrofe.

Vélez se paró en la cancha con un esquema basado en defender y salirle de contra a un adversario que es conocido por ejercer presión frente al área adversaria.

Asad y el veterano Pavone pretendieron meter peligro, logrando el objetivo en repetidas ocasiones. Sebastián Torrico, gracias a los hombres velezanos, pudo demostrar sus habilidades bajo los tres palos.

El empate parecía lo más justo, ya que las fuerzas eran parejas, hasta que el volante Romero cometió una desleal falta sobre Villalba a los 85′, lo que terminó costándole demasiado caro: expulsado y en gol anotado por Caruzzo.

Cerca de la hora, el «turquito» Asad sufrió una falta en el área que fue desestimada por el referí Lunati, lo que desató la ira de los hombres del «Fortín».

@lostribuneros

Fijate en

Silvio Luiz: El gigante del relato deportivo se despide – Un minuto de silencio para una voz legendaria

Brasil despide con profundo dolor a uno de sus íconos deportivos; el legendario relator Silvio …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *