Triplete del «Botija»

Luis Suárez se hace un festín con el Evergrande. Tres tantos lleva anotado y es prácticamente un hecho que jugarán ante River Plate la final del Mundial de Clubes.

Piscinazo en el área. Árbitro que no le importa nada y lo cobra. Luis Suárez, que entró con mucha hambre a la cancha, tomó carrera y la estrelló contra las piolas.

Barcelona, sin jugar bien como equipo, pero con atacantes de excepción un referí que da pena, se florea con el campeón asiático en Yokohama, y gana 3-0 gracias al triplete del oriental.

@lostribuneros

Fijate en

Más sorpresas: Croacia tiró al tercero Bélgica y escoltó a Marruecos 

Bélgica había sido lo mejor del Mundial anterior, incluso más que el propio campeón Francia, …