Timberos amenazan a equipo amateur sueco

0
183

Un hecho insólito se produce en Suecia en medio de esta pandemia. Un club barrial, que juega en la séptima categoría del fútbol del país báltico, recibió amenazas de muerte y deseos de que se contagien de coronavirus. Los agresores fueron apostadores en línea que perdieron.

Como el fútbol está parado a lo largo y ancho del mundo, las casas de apuestas pusieron su foco en la liga amateur de Suecia y en las ligas de Bielorrusia y Nicaragua.

Por la séptima categoría sueca jugaron dos equipos barriales de la sureña ciudad de Malmo, distante a 620 kilómetros de la capital Estocolmo, por el torneo local.

Skabersjo y Vastra Ingelstad fueron los protagonistas del curioso incidente que terminó con la denuncia policial pertinente.

Resulta que los apostadores, al desconocer a ambos equipos, pidieron referencias de ambos; Skabersjo era el claro favorito a quedarse con los tres puntos, entonces los apostadores pusieron su dinero en este equipo, sin embargo, Vastra dio el golpe y terminó ganando la puja.

Las reacciones de los «timberos» fue tremenda. Mensajes con amenazas de muerte hacia los jugadores, y hasta llegaron a maldecirlos deseando que se mueran víctimas del coronavirus.

Matías Andersson, presidente del club derrotado indicó a agencias de noticias: «Recibimos un montón de amenazas, amenazas de muerte, donde nos deseaban que muriéramos todos de Covid-19», dijo indignado.

Andersson prosiguió confesando en al principio, cuando recibieron noticias de que el mundo de las apuestas estaba enfocado en ellos, «era algo maravilloso», debido a que tanta gente esté atenta a clubes que verdaderamente son invisibles cuando el deporte de élite está en funcionamiento.

«Todos somos aficionados. Generalmente no se puede apostar en nuestros juegos», indicó. «Da miedo».

Las amenazas llegaron de diversos puntos de Europa del Este y de Asia. No obstante el presidente del club afectado, hizo la denuncia penal correspondiente, tres una reunión con la comisión directiva.

@lostribuneros

No hay comentarios