Tévez, culpable de la derrota

Martin Zabala JP

El «Apache» desvió el balón con el brazo, Loustau lo vio y sancionó penal. Pisculichi no vaciló ni un segundo, anotó y River acabó ganando.

Boca no pegó una. Entró con mejor disposición en el ataque, al menos, dio esa imagen a los primeros 5′, pero luego, le salió todo al revés producto de la pérdida de la brújula por parte de los futbolistas.

Fue tal el lío, que River tuvo un tiro libre que no decía nada. Se trataba de un centro cruzado al área, que, Carlos Tévez desvió pero con su brazo, algo que fue visto por el línea, quien por intercomunicador le avisó a Loustau, y este sancionó la pena capital.

Pisculichi se puso la pelota abajo del brazo, la acomodó y la mandó a guardar. River terminó venciendo 1-0.

Foto, crédito: Martín Zabala.

@lostribuneros