Técnico condenado por violación de menor pescado trabajando como entrenador de niñas

0
323

Un verdadero escándalo recorre las calle de Chile. De acuerdo a una investigación periodística el entrenador Sergio Rojas Loyola volvió a trabajar con menores a pesar de tener una inhabilitición.

Nada menos que Universidad Católica es quien está en boca de todos en el país trasandino. Se trata del tercer grande de ese país. La escuela filial de los cruzados está en la localidad de Maipú distante a 12 kilómetros de Santiago de Chile contrató a un técnico que estuvo condenado por violación de una menor de edad.

Sergio Rojas Loyola tiene 65 años de edad. Pese a haber estado condenado a nueve años de prisión cumplió cinco años de cárcel efectiva por haber abusado de una niña de 13 años, fue contratado para entrenar a jugadoras de las categorías femeninas de 14 a 16 años.

El 6 de febrero de 2009 luego de recibir la condena, se le prohibió trabajar con menores de edad.

Por buena conducta Rojas Loyola logró una poda en su condena. Sin embargo, luego de una investigación a cargo de Rodrigo Fluxá, con la colaboración de alumnas de la Universidad Diego Portales de Chile, lo descubrieron entrenando a las adolescentes.

La investigación arrojó que el individuo trabaja desde 2016 en la mencionada escuela de fútbol. Fue contratado apenas presentando un curriculum sin soliciarle un certificado de antecedentes.

Al salir de la cárcel Rojas le pidió ayuda al empresario del fútbol Miguel Nasur para que le consiga trabajo como entrenador. Los argumentos de su entorno son que «le hicieron una maldad».

Pero, la investigación indica que Rojas, hombre que jugó en Argentina, Italia, Inglaterra y Suiza, se jacataba: «salí con 200 menores de edad».

Cuando fue entrenador del Colegio Terra Nova e La Reina, entre 1992 y 1995, fue denunciado ante las autoridades del colegio por una adolescente de octavo año por abuso y acoso sexual, lo que le valió la expulsión pero no la denuncia penal.

De acuerdo al director del colegio de ese momento, Raimundo Ramos, Rojas les «ofrecía el oro y el moro, como hacen todos los pedófilos», disparó.

La investigación reveló que solía hablar de «su mujer», cuando ésta en verdad era una menor de edad (15 años recién cumplidos). Gracias a su manera de manejar determinadas situaciones, como hacer buenas relaciones se ganó el cargo de entrenador de la selección femenina de fútbol.

Alguien por ahí dijo: «Pusieron al zorro al cuidado de las gallinas», dada su fama de seductor y «entrador» con el sexo femenino.

Las investigadoras se contactaron con algunas futbolistas del seleccionado chileno de ese tiempo que lo recuerdan por frases subidas de tono que las ponía incómodas. Alexandra Benado, ex futbolista de La Roja, declaró que «tenía un trato que no debía ser el de un líder de una selección deportiva», y que era de darles demasiada confianza, «mucha conversa».

Estamos revisando los convenios con las filiales para que no se repita. Hay que dejar claro que son filiales. Obviamente igual tenemos una preocupación sobre ellas, pero entre medio hay un intermediario, que es el responsable de cada escuela y es con quién nos relacionamos. A diferencia de las escuelas que administramos directamente”, cerraron desde la Universidad Católica.

Finalmente Rojas fue despedido de la escuela de fútbol tras el escándalo. El club podría recibir una sanción por parte de la justicia por haber admitido a un ex convicto vinculado a delitos sexuales.

@lostribuneros

No hay comentarios