Sud América venció al referí y a Nacional

Los tricolores sucumbieron en su propia cancha frente al modesto Sud América, que los madrugó en el primer tiempo. El árbitro Daniel Rodríguez sancionó un inexistente penal para el local y le faltó repetir el penal tras la atajada de Irazún a los 95′.

Nacional perdió por segunda vez en el campeonato y podría quedarse sin la exclusividad en la punta. La sorprendente “IASA” les ganó 2-1.

Los “Bolsos” jugaron ante su público con la idea de vencer al tan modesto como irregular Sud América, que ahora es dirigido por el veterano Avelino Comesaña, que reemplazó al dimitido Jorge Vivaldo, para continuar solo en la punta, de cara al título, sin embargo, encontraron otro panorama.

Sud América entró al campo decidido a complicarle la historia al tricolor. Los “buzones” pegaron primero. Gastón Colman silenció al Gran Parque Central cuando transcurrían 20’, dejando a la visita 0-1.

Nacional se vio favorecido por un penal que solo el árbitro vio, y que el veterano Iván Alonso supo capitalizar a los 29’, dejando las cosas momentáneamente 1-1.

La “IASA” estaba con todo. Tenía estudiado al rival de cabo a rabo. El equipo de Comesaña conocía cada defecto de su adversario, y sacó réditos. Jorge Arismendi a los 37’ marcaba el segundo gol, que descontrolaba al local.

Gustavo Munúa, entrenador de Nacional, al verse perdido apeló a la magia del veterano “Loco” Abreu, hombre que acaba de cumplir 39 años, para ver si se podía hacer algo en el área sudamericana, pero hizo verdaderamente poco.

Sud América estaba casi sin oxígeno y debió luchar contra un Nacional que empujaba y un referí que estaba dispuesto a dar el pitazo final cuando el local logre el gol del empate.

De contra los anaranjados estuvieron por rematar al “Bolso”, pero siempre les faltó cinco para el peso, algo que lamentaron en el quinto minuto de descuento.

Cinco incomprensibles minutos adicionó el referí, gracias a eso, presa de los nervios y el agotamiento, el defensor Adrián Argachá desvió el balón, que no llevaba siquiera destino de gol, con su brazo. Daniel Rodríguez sancionó la pena máxima.

La gente se desesperaba por ver, aunque sea, el empate. Otra vez, Iván Alonso estaba frente a la pelota esperando la orden del referí, mientras la televisión enfocaba al entrenador Comesaña desencajado, pero el hombre de cabello rojizo sacó un remate tan anunciado que Irazún se lo atajó. La euforia de Comesaña fue impactante.

El referí pitó el final y el juego acabó con triunfo del equipo visitante. Montevideo Wanderers desperdició la oportunidad de ponerse a tiro, al rescatar un empate cerca del final con Fénix, en su propio reducto.

Peñarol el domingo visita al Liverpool en el pequeño estadio Belvedere, ubicado al oeste de Montevideo, con el objetivo de la victoria para alcanzar en la punta al tricolor.

iasa-bolso-tenfield

Fotos: Tenfield

@lostribuneros