Adiós invicto y adiós punta. Por la cuarta jornada de la Superliga el conjunto de San Lorenzo viajó hasta la ciudad de Sarandí para encarar al hasta ese momento invicto y puntero Arsenal.

La oncena de Juan Antonio Pizzi cambió la pisada y se llevó una gran victoria, aunque hubo que remarla mucho porque el Arse no daba nada por perdido.

El primer tanto llegó en el minuto 33 por medio de Juan Ramírez, tras una pelota luchada y robada por Menossi que magistralmente se la puso al autor del 1-0.

San Lorenzo, inspirado, fue por más y tras una jugada a toda velocidad de Víctor Salazar y un “Nico” Blandi que aprovechó la velocidad de su compañero, el juego se puso 2-0.

La oncena del “Huevo” Rondina se levantó recién en el complemento y comenzaron a darle trabajo a Nicolás Navarro, sin embargo, les faltó puntería e incluso suerte.

En el minuto 55 una tontería del volante Álvarez Suárez, que estaba con amarilla, lo dejó afuera del partido y Arsenal quedaba con diez en la cancha.

Pizzi quitó a Ángel Romero, quien no estaba bien del estómago, y en el minuto 75 puso a su gemelo Óscar.

Pese al hombre de menos Arsenal hizo méritos para el descuento pero no lo lograron.

Soccerway

@lostribuneros