Rossi metió la pata y fue abucheado

El pibe Agustín Rossi tuvo una noche para el olvido en La Bombonera. Un grosero error suyo en momentos en que Boca buscaba con todo el empate. Una dura decisión de salir del área a auxiliar a un compañero, luego, tras despejar mal de cabeza, se quedó una eternidad en volver al arco.
Rossi tiene apenas 22 años y está haciendo sus primeras armas en el campo internacional. Además, la directiva del club no lo ayuda para nada divulgando a la prensa sus intenciones de llevar un arquero de prestigio o experiencia para reemplazarlo.
La hinchada al principio abucheó al joven, luego cambió y decidió apoyarlo con aplausos.

@lostribuneros