River tiró por las nubes la victoria

Mal partido del conjunto de Marcelo Gallardo ante Cruzeiro. Pálido empate sin goles y la pérdida de Pinola. Matías Suárez erró el penal que le daba la victoria en el minuto 98. Juego de ida por octavos de la Copa Libertadores.

Qué partido cerrado. Fue tremenda la falta de espacios que generó el Cruzeiro en el Monumental ante un River que no tuvo muchas ideas, y que fue incapaz de poner verdaderamente en jaque a un ultradefensivo equipo de Belo Horizonte.

En la primera etapa había un solo equipo en la cancha, y ese conjunto era River Plate. La oncena de Marcelo Gallardo sin la experiencia de Ponzio, pero con Enzo Pérez como volante central, el «Nico» de la Cruz yendo por la izquierda, el Nacho Fernández movedizo por la derecha y Julián Álvarez y Matías Suárez arriba, empujaba y no dejaba moverse a la Raposa.

La presión millonaria era tremenda y los cruzeirenses no lograban salir del borde de su área. Pero, el experimentado entrenador gaúcho Mano Menezes, supo paliar esa presión impidiendo que River apele al juego aéreo, las triangulaciones y las pelotas filtradas.

Bien parado, sin desesperar y haciendo correr el reloj, el conjunto de la constelación supo no pasar zozobra, salvo en una ocasión tras una pelota cruzada.

River no jugó a nada. Los piques del Nacho Fernández y las movidas de De la Cruz junto a Suárez, eran ruido, nada más.

La fría noche porteña fue tremenda pero no para los mineiros sino para el local; Javier Pinola duró apenas 32′ en la cancha por lesión del defensor Javier Pinola, que debió ser reemplazado por el paraguayo Robert Rojas.

En el complemento Mano mandó al campo al argentino Alejandro Cabral y allí cambió el dibujo táctico. Cruzeiro entró con otra filosofía a jugar y con volantes bien plantados ahora, lograba las transiciones y todo lo necesario para poder llegar al arco de Franco Armani.

River seguía teniendo la pelota pero el ataque no le hacía mella a Fábio. Dedé y Léo se pararon bien en el centro de su área y no dejaban pasar a nadie.

Una de las apuestas cruzeirenses era la salida a todo vapor. En uno de los contragolpes llegó el primer tanto del juego, sin embargo, el línea señaló posición adelantada. Julio Bascuñán apeló al VAR, y sin ver el video pero oyendo a sus asistentes, anuló la conquista.

David entró a la cancha por Thiago Neves y ahí los defensores riverplatenses debieron ponerse las pilas porque este corría y metía.

Gallardo sacó a Julián Álvarez y puso al «Oso» Pratto para molestar arriba y arrastrar marcas, como suele hacerlo, y luego mandó a Cristian Ferreira por el «Nico» De la Cruz para ser más ofensivos.

La defensa del cruzeirâo seguía respondiendo, sin embargo, una estupidez en el minuto seis de descuento, ameritó un tiro penal para River vía el VAR.

Tirón de camiseta durante un córner y el video abritraje no perdonó. El público palpitaba el gol en el minuto 98′ y la victoria por 1-0, en caso de que Suárez anote, pero el ex Belgrano la mandó a las nubes y Bascuñán pitó el final: 0-0.

Ahora River deberá ir a remar al Mineirâo para meterse en cuartos de final.

RIVER PLATE 0
Armani; Montiel, Martínez Qatar, Pinola y Angileri; E. Pérez; Fernández, Palacios y De la Cruz; Álvarez y Suárez. DT: M. Gallardo.

Cambios: Rojas x Pinola, 33′; Pratto x Álvarez, 60′; Ferreira x De la Cruz, 70′.
Incidencia: M. Suárez erró un penal en el minuto 90+8′.

CRUZEIRO 0
Fábio; Orejuela, Dedé, Léo y Egídio; Henrique y Lucas Romero; Robinho, Thiago Neves y Marquinhos Gabriel; Pedro Rocha. DT: M. Menezes.

Cambios: Cabral x Robinho, 46′; David x Thiago Neves, 62′; Jádson x Romero, 77′.

Estadio: Monumental de Belgrano (River Plate)
Referí: J. Bascuñán (Chile)

@lostribuneros