River fue víctima de la «piratería» en Córdoba

El equipo Millonario recibió su primera derrota en esta segunda jornada del Torneo de Transición al recibir un 3-2 por parte de Belgrano. Devenaux fue la figura gracias a un doblete.

Los «Piratas» hicieron de las suyas ante un River Plate que venía de propinarle un humillante 5-1 a Quilmes por la jornada 1 del campeonato. Belgrano, que tenía la sangre en el ojo por la injusta derrota recibida en Avellaneda ante Independiente con gol sobre el final, logró reponerse y salir airoso en el Mario Kempes.

Por filas riverplatenses debutaba el ídolo Andrés D’Alessandro, hombre que generó mucha expectativa en lo previo.

El equipo dirigido por el ruso Zielinsky arrancó con pie de plomo, sabedor que si se le dan ventajas River es capaz de llevarse al mundo por delante. Por eso, la fórmula de presionar en campo adversario y de estar atentos a las asociaciones entre D’Alessandro, Rodrigo Mora y Lucas Alario, funcionó más que bien.

La defensa de River, cometió graves errores e hicieron agua en situaciones clave; un lateral, un mal despeje y una defensa que dejó huecos, posibilitó que Iván Etevenaux saque un furibundo remate desde afuera del área que se incrustó en el ángulo de Marcelo Barovero. Iban 13′.

Belgrano era netamente superior a un desconocido elenco «Millonario». La defensa seguía mal parada y el mediocampo no daba abasto ante el planteo ofensivo adversario, por eso, un pelota «regalada» permitió que con otro zapatazo cruzado desde afuera del área Jorge Velázquez ponga el 2-0, a los 23′.

River, dos goles abajo, y con un rival agigantado, probó la misma receta que su contricante, Nicolás Domingo sacó un zapatazo lleno de efecto y, dos minutos luego que Belgrano haya marcado el segundo, descontó.  La conquista millonaria le puso mucha pimienta al encuentro y lo dejó abierto.

Se jugaban los descuentos, antes del descanso, el equipo de Gallardo seguía dando espacios, y el de Zielinsky los seguía aprovechando. Toques, pelotas cruzadas y un Iván Etevenaux que dejaba, una vez más, sin asunto al «Trapito» Barovero.

Gallardo ajustó las clavijas en el complemento. Mandó a Nicolás Bertolo en lugar del «Nacho» Fernández, al uruguayo Ivan Alonso por Lucas Alario y al «Pity» Martínez por Luis González.

Los cambios lograron, por fin, bajarle las revoluciones al Pirata y poder, al menos, descontar por medio del uruguayo Iván Alonso y, por qué no, ir en procura de un épico empate.

El calor agobiante conspiró contra ambas escuadras, ya sin piernas, protagonizaron un final abierto donde pudo pasar cualquier cosa. Fue merecido el triunfo del equipo cordobés.

Por el Grupo A, River quedó en la posición quinta con tres unidades, misma puntuación que su vencedor de esta noche.

@lostribuneros

Fijate en

Empates y sorpresas en la Zona B de la Primera Nacional

La cuarta jornada de la Primera Nacional – Zona B ha ofrecido encuentros llenos de …