RB Leipzig, el meteoro alemán

El RB Leipzig alemán dio una de las notas de esta Liga de Campeones 2019/20 al eliminar este jueves al Atlético Madrid. Y ya está en las semifinales del enorme y legendario torneo. Sin embargo, su vida es aún corta, apenas 11 años, pero de un ascenso meteórico desde bien abajo. 

El club fue fundado en 2009 en Leipzig, una de las ciudades de la antigua Alemania Oriental, por la empresa austríaca de bebidas energéticas Red Bull, poseedora de otros equipos como el Salzburgo, el New York Red Bulls y el Bragantino brasileño, además de participación con su escudería en la Fórmula 1, donde contó al multicampeón Sebastian Vettel. Había cierto rechazo y polémica por la creación del equipo, ya que por las reglas germanas la empresa no podía auspiciarlo ni tener su control, encontrando molestia en otros clubes de la ciudad. Así debió cambiar el nombre Red Bull por RasenBallsport (deporte de pelota en césped en alemán), que abreviado tiene las mismas siglas que la marca. A pesar de eso, ese 2009 se inscribió en la Oberliga Sud (división regional del país) y enseguida ascendió a la Regionalliga. 

Gracias a un fuerte presupuesto y un ambicioso proyecto, con estadio y ciudad deportiva propios, el conjunto del estado de Sajonia subió como meteoro. En 2013 asscendió a la 3. Liga y en 2014 a la 2. Liga. Entonces la Federación alemana le exigió cambios en su escudo y composición directiva para poder jugar, lo que tras largo litigio concretó. Y tras dos temporadas, en la 2015/16 alcanzó la Bundesliga, donde enseguida sorprendió al concluir subcampeón del Bayern Munich, entrando a la Champions League 2017/18. 

Su debut en la gran vidriera europea fue decoroso, tercero de grupo y yendo a la Europa League, donde llegó hasta los cuartos de final, eliminado por el Olympique Marsella francés. Mientras seguía prendido entre los mejores del país, en la Europa 18/19 arribó a la fase de grupos, donde fue nuevamente tercero, cayendo curiosamente entre otros con su hermano de Salzburgo. 

Pero el tercer puesto en la Bundesliga de esa temporada, detrás del Bayern y el Borussia Dortmund, lo envió de nuevo a esta Champions, en la que fue tan rápido como en su historia. Ganó el Grupo G delante del Lyon, el Benfica y el Zenit ruso para despachar demasiado más fácil de lo previsto al Tottenham Hotspur en octavos de final y así llegar a la proeza de este jueves en Portugal, donde batió al Aleti y espera ahora al París Saint Germain. Tal vez, de nuevo la gloria le venga tan rápido como hasta ahora. 

Diego Martín Yamus. 
diegoanita@hotmail.com.ar 

@lostribuneros

Fijate en

Tonali suma una nueva sanción por estar involucrado en apuestas siendo jugador.

¡Nuevo golpe a Tonali! Dos meses más de sanción por apuestas ilegales

El centrocampista italiano del Newcastle se ve envuelto en otro escándalo de apuestas, lo que …