Con las pulsaciones altas jugaron los académicos y la gente de Godoy Cruz por la jornada 5 de la Superliga. La puja jugada en el Cilindro de Avellaneda acabó con triunfo racinguista por 3-1. Discutido penal a favor de los campeones vigentes despertó airados reclamos de los mendocinos.

El primer gol fue una verdadera poesía. La jugada se inició desde un saque de meta de Racing, pelota jugada por el arquero, llevada hacia el otro extremo del campo y una exquisita definición de Darío Cvitanich.

Los fusionados no se quedaron atrás y gracias al «Morro» García emparejaron las acciones y nacía un nuevo encuentro habida cuenta las pésimas actuaciones de Racing en los últimos encuentros.

Sin embargo, un penal dudoso sancionado por un Germán Delfino que estaba al lado de la jugada, terminó en gol del «Licha» López.

Los futbolistas del Tomba se quejaron, pero no hubo lugar a sus reclamos. El desconcierto fue grande y Racing lo aprovechó porque minutos después, justo antes del descanso, vino el tanto Diego González.

Jonathan Cristaldo dejó a Racing con diez en la cancha en el minuto 89, por expulsión.

Racing alcanza los seis puntos pero sigue en la mitad de la tabla; Godoy Cruz quedó en tres puntos y es penúltimo en el torneo.

@lostribuneros