Procesan al “Chicho” Serna por lavado de dinero

El ex futbolista de Boca Juniors, Mauricio “Chicho” Serna, fue procesado por la justicia argentina por lavado dinero vinculado a una red de narcotráfico colombiana.

Uno de los ídolos del club xeneize está en serios problemas con la justicia tras ser imputado por vínculos al lavado de dinero. El “Chicho” Serna, de 50 años, fue procesado por el juez federal de Morón, Néstor Barral, junto a sus compatriotas Maria Isabel Santos Caballero (viuda de Pablo Escobar Gaviria) y su hijo Sebastián Marroquín (heredero del zar de la droga) por ser encontrados como “partícipes necesarios” de las maniobras de lavado de dinero.

José Piedrahita Ceballos, también colombiano, está detenido en su país y espera la extradición a Estados Unidos; lavó en Argentina 2.341.162 dólares producto de tráfico de cocaína y utilizó la ganadería como fachada para poder justificar su nivel de vida.

Piedrahita, que pretendía venirse a vivir a la Argentina con su familia, invirtió una millonada de dólares en propiedades y proyectos inmobiliarios.

Barral, además de imputar a los mencionados, les trabó un embargo por 30 millones de pesos. Por su lado el “Chicho” Serna se presentó ante la Justicia y en Morón declaró ante el magistrado, donde dejó un descargo por escrito.

El ex volante boquense es acusado de simular la venta de una propiedad suya a Piedrahita por el valor de 550 mil dólares, quien apenas 15 días después se la vendió al abogado argentino Mateo Corvo Dolcet en el triple del valor.

En su descargo, según indica Clarín, Serna especifica que su dinero lo hizo gracias al fútbol  dónde obtuvo grandes contratos como futbolista; con Piedrahita son amigos desde 2006 y que este último “se ofreció a comprarle todas sus propiedades en Argentina” porque éste pensaba retornar a su país natal.

Fuentes: Clarín – Infobae

@lostribuneros