Planchazo criminal a la cabeza de Laura Romero; dejó el legado de la victoria

0
175

Laura Romero, esa misma que mandó a las arqueras a buscar la pelota al fondo de las piolas, tantas veces, que terminó entre las máximas goleadoras del fútbol de Primera B.

Con ese currículum la capitana de Deportivo Español entró al complejo Tita Mattiussi, hograr de Racing donde tuvo un agridulce debut en la Primera A Profesional.

El cronómetro indicaba que ya habían corrido varios segundos del minuto cuatro. Laura Romero se las ingenió para burlar a la defensa académica, dueña del balón se le fue cara a cara a la arquera Yanina Sosa. La Romero es pícara como buena goleadora, es astuta, la Sosa lo sabía. La 11 intentó madrugarla pretendiendo tirarle el balón por encima, pero la guardameteas racinguista, en una actuación totalmente irresponsable, por no tildarla de criminal, le aplicó una patada en la cabeza que dejó tendida en el suelo a la atacante Gallega.

La referí cobró penal, pero eso pasaba a segundo plano porque lo que importaba era la salud de Romero. Tiempo atrás un hecho similar sucedió cuando jugó Argentino de Merlo con Vélez, en la cancha de éstas últimas, donde «Mili» Jiménez recibió un similar golpe que la dejó inconsciente y hospitalizada de urgencia.

Acá, Romero, por fortuna no fue hospitalizada, pero debió dejar el campo de juego prematuramente, cediendo el lugar a la adolescente de 17 años Brenda Romano.

La preocupación reinaba en esos momentos. Por suerte la médica indicó que no había daños sino que prefirió quitarla del juego preventivamente para observar su evolución durante el decorrer del tiempo.

Mientras tanto, Laura dejó como legado un tiro penal. La herencia fue recibida por la notable 9, Florencia Pianello, quien no tuvo inconvenientes para facturar.

¿Qué fue de la vida de la arquera de Racing, Yanina Sosa? Apenas una tarjeta amarilla.

Pese a la tristeza e indignación Laura Romero pudo sonreír porque si bien estuvo apenas cuatro minutos y monedas en la cancha, su Español ganó por 1-0 gracias a su instinto de goleadora.

@lostribuneros

No hay comentarios