PASEANDO POR EL CERRO DE MONTEVIDEO…

Rumbeando con nuestro “Tribu-Móvil” de una punta a otra de Montevideo, nos pasaron cosas muy buenas, como por ejemplo, al parar a preguntar cómo hacíamos para llegar a la fortaleza del Cerro, terminamos haciendo una flor de nota.

No teníamos muy en claro el recorrido que había que hacer; por lo general apelamos al Google Maps y a la vieja pregunta, y justamente, la vieja pregunta nos llevó a vivir un momento inolvidable.

fordson

Entramos a un barrio modesto llamado Cerro y mientras nos trasladábamos,  mi compañero Pablo “Mc Gyver” me comentó “acá abajo había una cañada y la taparon, te lo juro”, con acidez y algo de suficiencia, le respondí “¿dónde chabón, no ves que hay solo calles?”…

Pablo, algo indignado dijo “vamos a preguntar y, de paso, que nos ayuden a encontrar la fortaleza”. Rumbeamos por la calle Cuba y al ver a un grupo de personas en la puerta de una verdulería les hicimos la doble pregunta; charla va, charla viene y terminamos tomando unas cervezas con la gente del lugar.

Hablamos de todo, el fútbol quedó en segundo plano, nos mostraron cómo viven y nos contaron la lucha del día a día para ganarse el pan de cada día. El barrio es bravo, pudimos ver un móvil de la policía (fuerzas de choque) deambular por la zona, pero no todos son malos ni delincuentes, nos fuimos con la satisfacción de ver que hay gente de bien, y por fortuna: es mayoría.

No soy muy afecto a los fierros, pero mi compañero Pablo sí lo es, le miró el auto a uno de los muchachos y hasta le solucionó un problema mecánico, éste, agradecido, nos llevó a ver una vieja camioneta Fordson, algo raro para nosotros, ya que en Buenos Aires esa marca es desconocida.

La Fordson es una camioneta de origen inglés del año 1954, según nos contaron, esta marca venía especialmente para Uruguay y los vehículos ya traían el volante a la izquierda.

El verdulero llamado Alfredo, quien trabaja en la Av. Carlos María Ramírez y Vizcaya, que tiene un puestito en la esquina, nos mostró su coche. Nos contó que la versión 100 % original, viene con caja de tres marchas y no supera los 60 km/h de velocidad. El coche que vemos en la foto fue modificado, tiene otro motor, por lo tanto, llega a superar los 100 km/h en la ruta y tiene una caja de cuatro marchas (sigue la nota debajo de la foto)

fordson3

Alfredo, como buen oriental, dejó el puestito por un segundo y nos puso en marcha la camionetita, la verdad que el ronroneo del motor era casi como oír a Mozart o a Vivaldi.

Retornamos a nuestro vehículo, y luego de sacar las fotos de rigor, subimos al coche y emprendimos la marcha para nuestro cuartel general ubicado en el Cerrito de la Victoria.

Luego les contaremos lo bien que nos fue en Peñarol, en la Gruta de Lourdes y Colón, aunque nos quedamos cortos porque en otras entregas te contaremos sobre el Parqué Rodó y otros lugares de la bella capital charrúa.

Marcelinho

¿Querés ver más fotos? Buscanos en Facebook, hacé clic aquí: https://www.facebook.com/pages/TRIBUNEROcom/334861060680

Fijate en

Empates y sorpresas en la Zona B de la Primera Nacional

La cuarta jornada de la Primera Nacional – Zona B ha ofrecido encuentros llenos de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *