PARAGUAY SALVA EL PELLEJO DE SU ENTRENADOR

Paraguay recuperó la sonrisa y salvó el pellejo de su entrenador Gerardo Pelusso, luego de vencer en casa por 1-0 a Perú. El elenco guaraní pretende ponerse en carrera en estas difíciles eliminatorias rumbo a Brasil 2014 (Foto:  Heber Carballo, ABC)

ABC de Paraguay::Una Albirroja en terapia intensiva y con prácticamente nulas esperanzas de clasificación recibía a un Perú confiado en sumar y meterse definitivamente en la lucha por los lugares que brindan un pase directo para Brasil 2014.

Paraguay arrancó con ímpetu, buscando el arco de la selección incaica desde los primeros minutos del partido, poco antes de que se completara el segundo minuto de juego la Albirroja ya conseguía su primer córner.

A Perú no le importaba mucho la condición de visitante y un minuto más tarde ya llegaba con peligro sobre el arco protegido de Diego Barreto, amén de una serie de errores en el despeje por parte de la defensa paraguaya.

Durante los primeros 15 minutos del encuentro, Paraguay consiguió controlar el balón y atacar con insistencia pero sin claridad alguna a la hora de la definición. Édgar Benítez y José Ariel Núñez fueron los principales puntales de la Albirroja para la generación de riesgo.

Con el correr de los minutos, la claridad inicial se fue diluyendo y Paraguay buscaba pero basándose más en el ímpetu que en la generación de buen fútbol. La selección incaica parecía no animarse mucho pero cuando conseguía robar el esférico llegaba a través de contragolpes, algo que a la defensa albirroja le hacía doler la cabeza.

La zona defensiva consiguió parchar sus errores, pero los problemas comenzaron a visualizarse en el mediocampo, donde la recuperación y la distribución eran los grandes problemas.

La primera etapa llegó a su fin, sin que el grito de gol se pudiera escuchar en el máximo coliseo del fútbol paraguayo. Y las dudas comenzaron a atormentar a los hinchas pues el empate servía para nada.

En la complementaria, Perú arrancó imprimiendo mayor vértigo y velocidad a su juego generando varias jugadas de riesgo desde que se reinició el juego.

Paraguay consiguió frenar las impetuosas llegadas peruanas para comenzar a generar también algunas llegadas.

Una vez más, Édgar Benítez era el jugador que generaba mayores dolores de cabeza a la zona defensiva incaica. Al trabajo del “Pájaro” se sumó además Luis Nery Caballero quien ingresó en reemplazo de Nelson Haedo.

En una de esas llegadas, Benítez consiguió un tiro libre en las cercanías del área peruana. El encargado del remate fue Julio Dos Santos quien envió un centro que fue conectado por Pablo Aguilar.

La pelota tuvo como destino final las redes del arco peruano. Aguilar conseguía marcar el 1-0 y liberar el tan ansiado grito de gol. El grito que llevaba aislado mucho tiempo.

Luego del gol, Paraguay comenzó a ceder terreno ante el asedio peruano. Los jugadores de la selección incaica demostraron que no estaban dispuesto a perder así que iniciaron una constante presión sobre el arco albirrojo.

En varias ocasiones, Perú generó llegadas de peligro que hicieron que la tensión se pusiera a flor de piel entre los hinchas paraguayos. Sin embargo, la falta de fortuna de los delanteros incaicos favorecieron la prevalencia albirroja en el marcador.

Paraguay tampoco se conformó con la mínima diferencia y siguió buscando el segundo gol, el que diera un poco de tranquilidad.

Sin embargo, la falta de precisión para definir evitó que el segundo gol llegara. En el minuto 74, Pelusso ordenó el ingreso de Víctor “Topo” Cáceres en sustitución de un José Ariel Núñez ya extenuado.

Con el ingreso de Cáceres, Paraguay consiguió frenar un poco el asedio peruano. Cinco minutos antes del final del partido, Fabbro ingresó al terreno de juego en reemplazo del “Pájaro” Benítez, quien se retiró cansado y ovacionado por el público.

En el minuto 87, una desatención en la defensa permitió una llegada de gran riesgo que fue salvada por Barreto quien salió a despejar con los pies.

Durante los minutos finales, Perú pareció percatarse de la cercanía de la derrota por lo que apretó el acelerador y puso a Paraguay contra su arco.

Las manecillas del cronómetro parecían seguir un compás inacabable y el partido parecía interminable para los hinchas paraguayos. Cuando el árbitro dio el pitazo final, la afición albirroja liberó la euforia por el reencuentro con la victoria.

Paraguay derrotó 1-0 a Perú, permanece en el último puesto de la tabla de posiciones de las Eliminatorias pero una ínfima veta de esperanza aparece en el horizonte de la Albirroja.

Fuente: ABC de Paraguay
Enlace:  http://www.abc.com.py/deportes/futbol/una-ultima-esperanza-465219.html

Fijate en

¡Peñarol golea y despierta el fantasma de las goleadas históricas!

Montevideo, Uruguay. Peñarol aplastó al Caracas por 5-0 en el Estadio Campeón del Siglo por …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *