Papelón, vergüenza y suspensión

Luego de varias horas anunciando que se jugaría el Superclásico, la Conmebol decidió suspender el cotejo. La final de la Copa Libertadores se llevará a cabo este domingo 17 horas.

Tras la brutal agresión a futbolistas de Boca Juniors en las inmediaciones del Monumental por parte de un grupo reducido de hinchas de River Plate, que acabó hiriendo a jugadores del rival,  luego de varias horas de deliberación con 60 mil personas en las graderías del estadio, la Conmebol optó por suspender el encuentro y pasarlo para este domingo a las 17 horas.

Taparon el sol con un dedo los directivos del fútbol continental, quienes dejaron largas horas a los aficionados en las tribunas, jugando con ellos, al anunciar primero que iba a una hora, luego a otra, y al final, que se suspende.

Periodistas de diversas partes del mundo han viajado a Argentina para ver lo que la cadena Fox, marquetineramente, denominó «La final del mundo».

Papelón y pico. Ahora se jugará mañana domingo 17 horas. ¿Qué podría pasar? Es un misterio como todo en esta Argentina.

@lostribuneros