Neymar entre el amor, odio e indiferencia

El crack brasileño Neymar está más que devaluado. Sin jugar la Copa América que acabó ganando su seleccionado, los problemas de acoso sexual, la agresión a un hincha, ahora se le suma el coqueteo con Real Madrid y Barcelona, y un PSG que lo tiene entre cejas.

Neymar anduvo sacándose fotos con Zinedine Zidane e hizo creer que con Real Madrid estaba todo bien; habló del recuerdo del partido que con Barcelona derrotaron al PSG, e ilusionó a algunos hinchas del Barcelona.

Las señales del ex futbolista de Santos no son claras y podrían acabar hartando a todos.

Se fue de Barcelona acusado de mercenario, o pesetero como dicen por esas tierras, a un PSG que lo pretendía con la ilusión de arrasar con la UEFA Champions League, pero no pasó nada.

Vanidoso, «Ney» entró al vestuario pisando fuerte, queriéndose llevar por delante al uruguayo Edinson Cavani, apoyado por la afición, porque pretendía ser él quien patee los tiros penales. Finalmente, los dueños del club debieron mediar.

Ahora la gente del PSG se hartó de sus caprichos y constantes problemas. Les hartó el «franeleo» (en buen argentino) y a grandes rasgos no lo quieren mucho los madridistas, tampoco los catalanes, y menos en Francia.

Una delegación del Barcelona está en tratativas con la gente del conjunto parisino para negociar el regreso del devaluado crack.

Toda una novela.

@lostribuneros