Mascherano pasó de víctima a arrepentido

El capitán del seleccionado argentino volvió con la frente marchita tras su tercera final perdida y con la renuncia bajo el brazo, sin embargo, ahora que todo está más frío se habría arrepentido.

Buena táctica la aplicada por los futbolistas del equipo celeste y blanco. Argentina, que lleva tres finales consecutivas perdidas y en ninguna fue capaz de anotar si quiera un gol, tuvo que resistir la “renuncia” de sus principales futbolistas, entre ellos, la Javier Mascherano.

Hace poco se había puesto de moda la “disculpamanía”, es decir, que cada vez que un equipo perdía un clásico u otro partido importante, sus figuras les pedían perdón o disculpas a los hinchas pero como todo esto pasó de moda, o más bien, quedó trillado, ahora viene la “renunciomanía”.

Ahora, parece que el “Jefecito” fue convencido por su familia y amigos para que vuelva. Mientras tanto, mucha gente le está “rogando” a un Messi que mandó un penal a las nubes para que recapacite y retorne al equipo nacional.

@lostribuneros