Manchester sufrió como pocos, pero le ganó al Liverpool

El equipo de José Mourinho se puso como objetivo terminar segundo en la Premier League y poco a poco lo va logrando; gran triunfo en el clásico sobre Liverpool en Old Trafford, en partido con dramático final.

La Premier ya entra en la recta final porque ingresaron en la jornada 30. La suerte prácticamente echada y es casi un hecho de que el Manchester City será campeón por el amplio margen que los separa.

Manchester entró afilado y encontró el gol al minuto 14 por medio de un implacable Marcus Rushford, quien se mandó un soberbio golazo tras ganarle a una defensa parada en línea, enganchar hacia atrás y en el área grande, el diagonal sacar un soberbio remate.

La defensa del equipo de Jürgen Klopp estaba en otro partido y no aprendió del primer gol de Manchester, casi como con un calco, aprovechando un hueco, luego un rebote, nuevamente Rashford la mandó al fondo del arco. Iban apenas 24 minutos.

Podría decirse que el partido quedó prácticamente liquidado en el primer tiempo, pero sería un pecado subestimar a un monstruo como Liverpool. Pero claro, los Diablos Rojos eran superiores y tenían todo bajo control.

En el complemento el Manchester la llevaba bien, hasta que un gol en contra cambió el rumbo de la puja. El defensor marfileño Eric Bailly la mandó en propia puerta y a falta de 24 minutos el encuentro entró en estado de ebullición.

Liverpool se animó a jugar a matar o morir, mientras que el equipo del “Mou” trataba de rematar.

Atrincherado terminó el Manchester, y en la última el egipcio Mohamed Salah recibió un balón, producto de un tiro de esquina, pero le pegó tan fuerte que su pelota fue a parar a la popular. Pitazo final.

Manchester United tiene 65 puntos, mientras que el City, que el lunes visita al Stoke City tiene 78 unidades. Liverpool quedó tercero con 58, pero el Tottenham podría superarlos si es que este domingo gana.

@lostribuneros