Los uruguayos perdieron la “Copa de Oro”

En la víspera se cumplen 37 años de otra gran gesta del fútbol oriental como fue la “Copa de Oro de 1980” en homenaje al cincuentenario del primer mundial de fútbol celebrado, justamente, en Uruguay.

Uno de los ex futbolistas de la época, Nelson Marcenaro, pretendió sacarse una foto con el trofeo obtenido aquel 10 de enero de 1981. Sin embargo, éste recorrió el Museo del Fútbol y nadie sabía donde estaba. Siguió consultado y tampoco. Las airadas protestas del ex Peñarol, llegaron a oídos de la prensa de su país, quienes salieron a preguntar ¿dónde está la Copa de Oro?.

Todos piden explicaciones, pero la Copa de Oro, que debería estar adornando las vidrieras directamente no está.

No se trata de un simple trofeo, sino que se trata de un torneo organizado por la FIFA, por lo tanto es de valor oficial.

LOS MILITARES METIDOS EN EL MEDIO

Para aquella ocasión el torneo, organizado por FIFA, era para equipos ganadores del Mundial, pero como Inglaterra se negó a ir porque Uruguay estaba bajo un gobierno de facto, incluyeron al eterno subcampeón Holanda, que por aquellos tiempos venía de perder con Argentina (1978) y Alemania (1974).

Este torneo, para algunos llamado el “torneo de la vergüenza” fue organizado en plena dictadura militar. Días atrás, más precisamente el domingo 30 de noviembre de 1980, el régimen de aquel momento, presidido por el civil Aparicio Méndez, había llamado a elecciones para optar por una reforma de la constitución que les permitiera perpetuarse en el poder. Sin embargo, contrario a como creían, el pueblo votó por el “No” y la historia cambió.

La Copa de Oro era aprovechada por el régimen para vender una buena imagen en el Mundo. Incluso en la canción oficial la letra decía “Y con la Copa de Oro, llevamos un tesoro de amistad, paz y libertad”.

El relator Víctor Hugo Morales fue uno de los pilares opositores al gobierno de facto y junto al notable Jorge Crosa se revelaron y presionaron para que el medio para donde trabajan por aquellos tiempos utilice otra marcha, y de ahí surgió el “Uruguay te queremos ver campeón”.

Los charrúas se impusieron por 2-1 sobre Brasil con goles de Jorge “Chifle” Barrios y Waldemar Victorino, mientras que para la canarinha había igualado transitoriamente Sócrates, de penal.

Relato de Víctor Hugo Morales.

@lostribuneros