Le sacaron la papa de la boca al «Manya»

Peñarol precisaba del triunfo en el mítico Centenario para ser campeón del Apertura pero debió conformarse con un empate ante el Wanderers.  Los «bohemios» terminaron dándole un susto a los «carboneros». Jornada 13 (Foto: @subrayado)

Los «manyas» entraron al campo del Centenario con la gran noticia de que su acérrimo rival, Nacional, había caído con Danubio, dejándoles servida la posibilidad de servirse el título ante el Montevideo Wanderers.

Peñarol entró a la cancha con más dudas que certezas. El equipo dirigido por Pablo Bengoechea fue presa de varios errores de corte defensivo y de imprecisiones en el ataque que les costó caro.

El «Bohemio», que en líneas generales fue superior al club más popular de la vecina orilla, se puso en ventaja gracias a un notable gol de Adrián Colombino, que desde 30 metros sacó un zapatazo que se clavó en el ángulo del juvenil Guruceaga.

La victoria parcial del Wanderers obligó al conjunto aurinegro  ir al frente, con más corazón que fútbol, hasta que, por fin, un certero cabezazo de Guillermo Rodríguez terminó en el tanto del empate.

Peñarol quería ganar, pero su rival también. El elenco del Prado se dedicó a salir de contra a toda velocidad, haciendo temblar el arco. Pasaba el tiempo y Wanderers no paraba de atacar en busca del triunfo. Finalmente el mirasol resistió y se quedó con un punto de oro

El título está cercano pero para ello deberá superar la próxima semana al Plaza Colonia y en la última al Juventud.

@lostribuneros