Le faltó suerte de campeón a este dignísimo River Plate

0
239

Por esas cosas del fútbol River Plate no logró una épica clasificación en el Allianz Parque. La oncena de Marcelo Gallardo quedó eliminado de la Copa Libertadores derrotando a domicilio por 0-2 al Palmeiras. Esa goleada recibida en Avellaneda le jugó en contra; el VAR también.

La banda de Marcelo Gallardo entró con pastita de campeón. Con mentalidad ganadora y orondos entraron al campo de juego del «Porco».

Llenos de actitud se encargaron de devaluar el 0-3 recibido en Independiente, por eso, que desde el vamos pusieron a los esmeraldinos en un arco provocando gran cantidad de jugadas de gol.

El Nacho Fernández y Enzo Pérez fueron dos guerreros, ni hablar del Nico De la Cruz en el frente del ataque que asociado a Borré y Suárez dejaron en ridículo a los defensores palmeirenses que no sabían qué hacer.

Muy barrigudos se pusieron los brasileños con la goleada lograda en Avellaneda. Se la creyeron. Dieron por entendido que esto iba a ser un trámite y se llevaron el susto de su vida.

Las subidas de Montiel, las colaboraciones de Angileri y los relevos bien marcados fueron los que impidieron que los porcos los sorprendan y que juguen directamente lejos del arco de Franco Armani.

El primero gol del Millo llegó gracias a un brutal cabezazo del paraguayo Robert Rojas. La segunda conquista también de cabeza fue anotado antes del descanso por medio de Rafael Borré y 0-2 fueron al descanso.

River sabía que un tanto más forzaría los penales y dejaría abierto el camino para otro más y, porqué no, meterse en la final. Entonces, lleno de bríos River fue al frente e hizo de Weverton una estrella.

La suerte y esas cuestiones de un absurdo VAR que si los cordones están largos es capaz de sancionar posición adelantada, le anuló el tercer gol a River porque un futbolista tenía su taco fuera de lugar. Algo que en verdad existió pero que debería ser flexibilizado.

El entrenador portugués de Palmeiras debió mover el tablero, retrasando en la cancha a Gabriel Menino, dejando aislado a Luiz Adriano que estaba rodeado de camisetas riverplatenses.

River, con diez en la cancha tras la roja a Rojas, decidió ir al frente lo mismo en pos de la conquista que fuerce los penales. Empujaban y empujaban, pero como la suerte no estuvo de su lado; en el minuto 79 un penal sancionado a favor de River que generaba la oportunidad del ansiado tercer gol, pero, el VAR correctamente lo desapercibió.

Palmeiras tuvo la oportunidad de liquidar sobre el final tras una gran corrida, pero Breno hizo una de más, quiso jugar al héroe en lugar de pasársela a alguno de sus compañeros que corrían sin marcas y habilitados, pero lo malogró.

Gallardo recién faltando tres minutos para el final y con 15 minutos por delante dados los descuentos, mandó a Milton Casco por Angileri y Julián Álvarez por De la Cruz. Recién en el séptimo minuto de descuento quitó a Pinola y mandó al atacante Girotti con la idea de inundar el área porca.

Pero, el tiempo expiró. Palmeiras pedía la hora. Le pegan de punta y para adelante. Finalmente terminó el encuentro y los paulistanos son finalistas.

Santos y Boca definirán el otro finalista de la Copa Libertadores este miércoles.

PALMEIRAS 0
Weverton; Marcos Rocha, Gustavo Gómez y Alan Empereur; Zé Rafael y Danilo; Gabriel Menino y Matías Viña; Rony, Gustavo Scarpa y Luiz Adriano. DT: Abel Ferreira.

Cambios: Luan x Gustavo Gómez, 41′; Breno x Gustavo Scarpa; Emerson Santos x Zé Rafael, 69′; Raphael Veiga x Danilo, 81′; Raphael Veiga x Danilo, 81′.

RIVER PLATE 2
Armani; Díaz, Rojas y Pinola; Pérez; Montiel, Fernández, De la Cruz y Angileri; Suárez y Borré. DT: M. Gallardo.

Cambios: Casco x Angileri y Álvarez x De la Cruz, 87′; Girotti x Pinola, 97′.
Roja: R. Rojas, 73′
Goles: Rojas, 29′; Borré, 44′.

Estadio: Allianz Parque, San Pablo.
Referí: E. Ostojich

@lostribuneros

No hay comentarios