Lanús jugó un partidazo y anotó ¿5 goles?

El Granate fue una cosa muy extraña en el Mineirâo de Belo Horizonte frente al Atlético Mineiro; Lanús ganó pero perdió, hizo 5 goles, pero les anotaron 3.

Hubo una modificación en el reglamento de la Conmebol y los partidos de la Recopa, que es un torneo que une a los campeones de la Copa Libertadores y Copa Sudamericana, se definen en un alargue, y en tal caso penales, si hay paridad en el resultado y un saldo idéntico de goles.

Lanús cayó de local por 1-0 ante el Atlético Mineiro por la ida, y fue a Belo Horizonte con la obligación de lograr un histórico triunfo que le permita ser campeón, si ganaba por 2 goles, o forzar el alargue si ganaba por 1. El empate o derrota lo eliminaba.

La cosa es que el Granate jugó un partidazo, de esos que da placer ver y que hace que uno se vuelva totalmente parcial. Es que Lanús jugó con alma y vida ante el «Gallo», e incluso arrancó perdiendo, pero logró revertirlo. Atlético, por su lado, lo equilibró 2-2 y se sentía campeón, pero la presión del equipo del «Sur» fue tal, que el premio llegó en los descuentos y ganó por 3-2.

Por primera vez en su historia, Lanús ganó en Brasil en tiempo reglamentario, pena que la alegría no fue completa, porque en el alargue sus defensores se equivocaron de función y pasaron a ser goleadores anotando dos goles en contra y el «Grana» perdió finalmente 4-3.

¿Injusticia? No, no creemos que haya sido injusta la victoria del Atlético, ya que ellos también venían de un receso, aunque tuvieron algo de rodaje por el «Brasileirâo», pero no fue para tanto.

El equipo del  «Melli» cometió varios errores, y los goles en contra lo dejan en claro, pero dejó una sensación muy buena, porque tuvo ambición, supo presionar en el frente y atar de pies y manos a su adversario.

Lanús promete, ojalá juegue todo el campeonato como lo hizo en Brasil.

Daniela Maruti

@lostribuneros

Fijate en

Australia Descarga una Tormenta de 31 Goles sobre Samoa Estadounidense

Es cierto que el nivel del fútbol de Oceanía es el más pobre, mucho no …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *