La maldición del local favoreció a los italianos campeones de la Euro 2021

Lo veníamos diciendo desde que se supo que Inglaterra iba a ser finalista de la Eurocopa 2021. La maldición del local favoreció a la única selección de la historia que sí logró ganar en casa: Italia. La azzurra por penales se impuso sobre los Tres Leones y levantó el título tras 53 años.

El dramático juego se llevó a cabo en Wembley ante un público local que esperaba el primer título de la historia de Inglaterra en este torneo. 55 años después El Templo del Fútbol veía jugar a su equipo una finalísima, luego de ese polémico triunfo ante Alemania Federal por el Mundial.

Llenos de bríos entraron al campo de juego y en el segundo minuto nomás Luke Shaw abrió el marcador, haciendo estallar de júbilo a sus compatriotas apostados en las graderías.

En tiempos de VAR donde no da para marcar goles dudosos tirado a no goles, como sucedió ante los alemanes en 1966, ahora los ingleses debieron jugar al fútbol ante una tremenda Italia que cambió radicalmente su estilo de juego tras la eliminación del Mundial de Rusia 2018, que fue su segunda eliminación de la historia.

Los «Tanos» nunca perdieron el control ni se apichonaron ante la adversidad. Si bien el gol de vestuario cayó como un balde de agua fría, perseveraron durante los 90 reglamentarios.

Roberto Mancini cambió a Barella y Berardi por Cristante e Immobile respectivamente, logrando que su equipo pueda ir contra Kalvin Phillips y Declan Rice que no podían contener los embates de la azzurra.

En el minuto 67 tras un rebote en solitario el zaguero central Bonucci se encargó de equilibrar el marcador para poner el juego 1-1.

Si bien Gareth Southgate bregó para no ir a los penales moviendo el banco a partir del minto 71, no pudieron romper con la solidad defensiva italiana por más que Sterling y Mount fueran abiertos mientras que de área estaba Harry Kane.

Lo cierto es que en el minuto 120 Southgate mandó a Jadon Sancho y Rashford para tirar los penales, uno de ellos le entregó una lista a su arquero Pickford, de la nada les sirvió porque entre Donnarumma y la falta de puntería de los ingleses se encargaron de gritar eufóricos «¡Campeón!».

Italia gana la segunda Eurocopa de su historia.

@lostribuneros