La hinchada está de huelga y no irá más a la cancha

Foto: Gazeta do Povo

La «torcida» del Atlético Paranaense de Brasil comenzó medidas de fuerza contra el presidente del club porque consideran que fueron utilizados para que éste sea reelegido. Durante la temporada 2016 la agrupación «Os Fanáticos» no irán más a la cancha.

Las hinchadas brasileñas, o torcidas, son entes legales con personería jurídica, entonces la agrupación que ocupa la tribuna popular denominada «Os Fanáticos», se mostró indignada con el brasileño-uruguayo Celso Petraglia por usarlos para ganar las elecciones y luego descartarlos.

De acuerdo al reclamo de la mayor facción atleticana, el club les prohibió el ingreso a la «Arena da Baixada» con bombos y demás artefactos musicales, además, la directiva piensa en vender la entradas de las populares al mejor postor en lugar de negociar con los fieles «torcedores» que van en las buenas y en las malas. Además, el club no permitirá que los hinchas utilicen la imagen del club para vender productos para beneficio de la agrupación.

«Queremos iniciar un diálogo», expresó enfáticamente el portavoz de la «organizada», Renato Martins. «Hace tres meses que no sabemos el porqué, no tenemos siquiera derecho a la defensa», completó.

En su cuenta en Facebook  la hinchada del equipo de Curitiba afirmó  que irán más a alentar al equipo en la Arena hasta que sean escuchados y que lleguen a un acuerdo con la directiva. Mientras tanto mirarán los partidos del equipo por televisión en su sede propia.

Vale indicar también que dos integrantes de la facción fueron detenidos por la policía y encarcelados por agredir salvajemente a un hincha del rival Coritiba.

La hinchada del propio Atlético pidió el fin de las barras bravas en el fútbol brasileño.

@lostribuneros