Keita y Firmino la dejaron servida para Liverpool

Un ratito precisó el Liverpool para derrotar a un Porto que arrancó mal parado y que jugó sin puntería en Anfield. Cuartos de final, ida, de la Champions League.

Pegaron fuerte y de una los de Jürgen Klopp. Apelaron a noquear de una, sin dejar reaccionar al rival portugués y les funcionó. Luego, Liverpool controló las acciones y en Anfield firmaron un 2-0 que les da un lindo margen para ir a bregar a Oporto por un lugar en las semifinales.

Liverpool es el último vicecampeón de la Champions League e hizo pesar su experiencia en Anfield.

Los portistas probaron de movida, pero su puntería no estaba afinada. Sin embargo, luego de una jugada colectiva, en el primer intento, los rojos rompieron el cero tras una gran jugada culminada por Roberto Firmino y facturada por Keita. Iban apenas 5′.

El gran error del Dragón estuvo en la mitad de la cancha porque dejaron jugar a los locales. Liverpool les tocaba dentro del área, e incluso, una pelota mal jugada por volante, que la tiró para atrás, y Mohamed Salah la robó, encaró y la tiró chanfleadita pero se escapó por poco.

La defensa estaba parada en línea y eso le facilitó las cosas al conjunto inglés; pelota profunda, centro cruzado y definición de Roberto Firmino en el minuto 26 para cerrar el partido, pese a que recién comenzaban.

Porto finalmente logró pararse bien en la cancha para evitar una goleada, además, con el correr del tiempo fue encontrando espacios y supo entrarle al Liverpool, pero a la hora de definir, la volaban a las nubes.

La revancha será en Oporto y con el empate Liverpool pasa a las semifinales.

@lostribuneros