Invasión de niños tras triunfo de Gales

Los Dragones superaron a Irlanda del Norte y se metieron entre los ocho mejores de la Eurocopa de Francia y tras el 1-0 un ejército de pequeños se mandaron al campo de juego para festejar junto a los hombres vestidos de rojo: sus padres.

La gente de Gales deliraba en las tribunas del Parque de los Príncipes, mientras que la fanaticada de la derrotada Irlanda del Norte no paraba de ovacionar a su equipo y a un veterano Gareth McAuley que marcó en contra.

Mientras tanto, en la cancha, los hijos de los futbolistas entraron al campo ser elevados por sus progenitores que estaban viviendo un día perfecto e histórico.

Gareth Bale, la estrella del equipo vencedor y mentor del gol en contra que les valió la victoria, recibió el premio del cariño de su niña Alba, a quien subió a sus hombros.

Con la ilusión de clasificar a semifinales

Emocionado, Bale aseguró que van por más y que prometió que irán por el título. «Sabíamos que era un partido feo, con poco espacio», dijo Bale en una entrevista, mientras que sus hijos jugaban alegremente en la cancha. «Ahora esperamos experimentar muchos de esos momentos en este torneo».

El viernes 1 de julio jugarán en Lille por cuartos de final ante Hungría o Bélgica.

@lostribuneros

Fijate en

Eurocopa 2024. La pasión sin límites de hincha húngaro que entubado fue a la cancha

¡Emoción en Stuttgart! Un aficionado en silla de ruedas asiste al partido con vías intravenosas

Stuttgart, 23 de junio de 2024 – Una imagen conmovedora se ha hecho viral en …