Foto: Reuters

Huracán hace historia en Uruguay

Un zapatazo al ángulo de Romero Gamarra los 7′ le bastó al equipo de Parque Patricios se lleve tres preciosos puntos del Centenario. Primera vez en la historia que le ganan a Peñarol por torneos oficiales.

El Globo se supo reponer del accidente, de la derrota como local con Atlético Nacional por la primera fecha de este Grupo 4, y de paso, rompieron con la hegemonía de un Peñarol que históricamente los tiene a mal traer.

Eduardo Domínguez no dejó nada librado al azar dentro del campo, teniendo estudiado al adversario y quien lograron maniatar, impidiendo que los habilidosos Forlán, Murillo y Maxi Rodríguez. 

El partido estaba en pañales, el viejo Peñarol comenzó a desplegar su vieja garra y estaba marcándole la cancha a su adversario cuando un hecho fortuito cambió el rumbo. Iban apenas 7′ cuando el santafesino Tomás Costa cometió una grosería al jugar una pelota del lateral hacia el medio, apareció allí Romero Gamarra, la calzó de lleno y se la estampó en un ángulo al botija (pibe) Gastón Guruceaga.

Peñarol entró en alerta pero no en pánico ante el inesperado gol. Sin rodeos fue al frente, puso toda la carne en la parrilla y generó un sinfín de jugadas de gol; Forlán le puso una pelota, de tiro libre, contra un palo al arquero quemero y cuando todos creían que acababa en el fondo del arco de Marcos Díaz, caprichosamente, esta se fue del campo.

La presión carbonera seguía. Nández empujaba desde su sector, Forlán se metió en el área, sacó un latigazo, pero Díaz estaba en su noche y logró neutralizar la acción.

Tras llovido, mojado. El veterano defensor de Peñarol, Carlos «Hormiga» Valdez sufrió una lesión a los 38′ obligando al técnico Jorge Da Silva a quemar un cambio.

El «carbonero» era un vendaval, pero esa ferocidad y esa falta de definición le abrieron el camino a un Huracán, que de contra hizo temblar el arco rival. Miralles picó por la izquierda, recibió un balón y sacó un remate que se fue por arriba.

Pasaba el tiempo, Peñarol guapeaba pero de ninguna manera podía romper el cero en el arco rival. El autor del exclusivo tanto del juego Romero Gamarra probaba nuevamente desde afuera, pero, la pelota se estrelló en el horizontal.

Antes del tiro de Gamarra, hubo un hecho insólito. Bogado marcaba el segundo gol de Huracán, pero el referí lo anuló debido a que el arquero de Peñarol, Gastón Guruceaga, estaba distraído asistiendo a un jugador rival. El referí mexicano aplicó la ley del Fair Play.

Para el complemento el juego cambió radicalmente. Los mirasoles no eran lo agresivos del primer tiempo. Da Silva puso en la cancha a Cristian Palacios por Maxi Rodríguez para darle mayor dinámica al equipo en el frente, pero a Peñarol le faltaba alguien que moviera las piolas en torno al ataque.

Domínguez la tenía clara. La gente se enervaba con el mirasol, el tiempo corría y la desesperación se adueñaba de sus mentes, por eso, primero entró Montenegro, luego fue el turno de Araujo y a falta de 8′ para el cierre del «Wanchope» Ábila.

El equipo aurinegro, fiel a su estilo vendió cara su derrota. No dio una pelota por perdida y garra les sobró, sin embargo, les faltaba puntería y el factor suerte. Se quedaron sin oxígeno y perdieron el orden, pasando a jugar a los ponchazos. Huracán fue inteligente, porque encontró el gol y supo plantarse en la defensa, llevándose su primer triunfo sobre este club que supera largamente los 120 años de vida.

Nacional goleó en Medellín 3-0 al Sporting Cristal y se cortó solo con seis unidades. Huracán se puso segundo con tres unidades, mientras que Peñarol y los cerveceros tienen uno punto.

Sporting Cristal espera a Huracán en Lima, mientras que en Medellín Atlético Nacional recibe a Peñarol, por la tercer fecha. Se jugará el 8 de marzo.

@lostribuneros

 

Fijate en

Batallas Sin Cuartel: Empates de Infarto en la UEFA Champions League

¡Empates electrizantes en los primeros asaltos de los cuartos de final de la UEFA Champions …