Goleada e histórica clasificación a la final del PSG

0
182

Un paseo por Lisboa le dio el Paris Saint-Germain ante un decepcionante Leipzig que prometía mucho más de lo que dio. Los galos contaron con la magia de su líder Neymar y sus compinches Di María y Mbappé para imponerse por 3-0. Será la primera vez en la historia que juegan una final de Champions.

El juego arrancó lindo. Los dos equipos entraron al campo de juego con la meta de abrir primero el marcador y buscar marcar tendencia desde el vamos. En la cancha vimos a un Paris Saint-Germain con la iniciativa, mientras que su adversario Leipzig esperaba para salir de contra.

Los parisinos tuvieron a un Neymar enchufado, con pastita de campeón y alma de líder, mientras que sus socios Mbappé y el Fideo Di María no le desentonaban.

La primera jugada de gol fue del PSG; Neymar en el minuto cinco se cortó sólo en el área pero ante la gran salida de Gulacsi le pegó con la cara externa de su botín y la pelota terminó estrellándose contra la raíz del poste izquierdo del húngaro.

Insistía el equipo francés. Mbappé corría a todo vapor, además es hábil, supo como hacer transpirar a los rivales, de ahí llegaban conexiones con el brasileño Neymar y la defensa germana pasaba zozobra.

Los «Toros Rojos» tuvieron alguna chance aislada, pero la solidez de la defensa, liderada por el capitán Thiago Silva, neutralizaban a Daniel Olmo y Poulsen.

La primera conquista llegó en el minuto 16 gracias al Fideo Di María que levantó un tiro libre perfecto que fue conectada por Marquinos que de cabeza puso el merecido 1-0.

El tanto despertó a un Leipzig que se vio obligado a salir. Toques, paredes, prolijidad, y juego por la zona central derecha e izquierda que lograron hacer algo de mella, como una amarilla para Kimpembe y un tiro libre peligroso antes de esta amonestación. Angeliño se mostró como uno de los motores del equipo.

Poco a poco se fue diluyendo el conjunto teutón. La picardía de los sudamericanos y de un Mbappé que parece haber aprendido de ellos; provocando faltas gracias a enganches, fintas y otros ardides genuinos del campito o la «pelada» como dicen en Brasil, obligaron a los defensores del Leipzig a cortar constantemente el juego con faltas.

En el minuto 34 Neymar tuvo un tiro libre. Todos esperaban el lógico centro a la olla, pero éste optó por poner la pelota contra el primer palo de Gulacsi pero ésta se estrelló, otra vez, contra el poste izquierdo.

El Fideo entendió todo, comprendió cada moviemiento de su compatriota Leandro Paredes, de Neymar, Ander Herrera y Mbappé para meterse en el campo adversario con potencia y poner el segundo tanto a los 42 minutos.

La complementaria arrancó con un Leipzig que mandó dos cambios; Forsberg por Nkunku y Schick por Daniel Olmo. Mucha presión, posesión del balón y búsqueda del arco de Sergio Rico. Angeliño siguió siendo el animador de su equipo, y buscaban ante un replegado PSG que no salía de su zona defensiva.

Diez minutos iban y no aparecían Mbappé, Neymar y Di María, hasta que aparecieron. Pelota robada a un defensor alemán en el lateral derecho de ese equipo, jugada al área de Di María y definición de Bernat para liquidar el encuentro. Neymar se cayó justo cuando tenía el cuarto gol. El resto fue relleno.

Los alemanes perdieron el norte, el juego se volvió en un monólogo francés con algún bocado del Leipzig.

Acabó en goleada que deja por primera vez en la historia al elenco parisino en la final de la Champions League. El rival saldrá este miércoles del partido entre Lyon y Bayern Munich. Se jugará el domingo 23 en Lisboa.

@lostribuneros

No hay comentarios