Goleada de River y tercer puesto en el Mundial de Clubes

La oncena de Marcelo Gallardo encontró su fútbol en el segundo tiempo y con comodidad venció por 4-0 a un Kashima Antlers que hizo ruido en el primer tiempo. Tres pelotas en el travesaño pusieron los japoneses. Acabaron terceros en el Mundial de Clubes de Emiratos Árabes Unidos.

13.500 espectadores en las tribunas vieron el partido por el premio consuelo entre River Plate de Argentina y Kashima Antlers de Japón. El partido, que se jugó en la capital emiratí Abu Dhabi acabó en goleada para los sudamericanos.

El juego arrancó con una dura falta de Borré sobre el arquero surcoreano Kwoun Sun-Tae, quien lo condicionó y forzó su marcha minutos después.

Kashima Antlers se mostraba superior a un River que se atrincheró en su zona defensiva y que no podía romper con la presión ejercida por los nipones. El «Poroto» Germán Lux sacó de la línea lo que era un gol del campeón asiático y de ahí el ánimo se adueñó del «Millo».

Poco a poco River comenzó a cocinar a fuego lento a unos japoneses que eran puro toque, y que supieron entrar al área de esta manera, pero esta vez Javier Pinola estaba con todas las pilas e impidió que éstos se salgan con la suya.

Marcelo Gallardo puso otras caras en el campo, como Martínez Quarta como central en lugar de Jonatan Maidana, Bruno Zuculini por el «Leo» Ponzio y por la derecha jugó el «Nico» De la Cruz, de discreto partido.

El arquero surcoreano cometió un error junto a un defensor que derivó en un saque de esquina para River. Allí Kwoun Sun-Tae pidió el cambio y su lugar fue cubierto por Hitoshi Sohagata, quien sin calentar se mandó al campo. El referí dio la orden y el córner fue ejecutado, allí estaba Zuculini, quien tomó frío al cuidapalos y anotó el primer tanto de la puja, a los 23′.

La ventaja de River obligó a los antílopes a adelantarse en la cancha e ir por el empate. Pero, el «Poroto» Germán Lux le devolvió la confianza a su oncena al sacar pelotas peligrosas y de gol. Incluso, en una jugada a puro toque, el remate del equipo japonés terminó en el horizontal, y esa fue la primera pelota de tres.

El segundo tiempo arrancó y Gallardo puso en la cancha al «Juanfer» Quintero en lugar de Moreira y el «Nacho» Fernández reemplazó a un desinflado Exequiel Palacios.

River ganó mayor presencia en la cancha y allí fue todo de la banda. La oncena del «Muñeco» tomó las riendas del medio, comenzó a presionar en campo rival, y cerró espacios para que los del Sol Naciente no puedan salir de contra.

Gracias a ese planteo y el ingreso del «Pity» Martínez por un Nicolás De la Cruz, totalmente errático, vino el toque de calidad y la goleada.

El «Pity», que llevaba apenas tres minutos en la cancha, se mandó un gran gol al clavarla en solitario en un ángulo y con el 2-0 estaban muy cómodos.

Kashima fue puro orgullo y nunca renunció a poner la pelota contra el piso y tratarla bien. Uno sus mejores jugadores fue Shoma Doi, quien puso una pelota en el travesaño; en total tres balones se estrellaron contra la transversal a favor de los nipones.

Faltaban dos minutos pare el cierre y penal para los millonarios. El colombiano Rafael Borré facturó la cosa estaba 3-0 .

La cereza en el postre la puso el «Pity», quien hizo su segundo gol y el 4-0; la picó por encima del arquero japonés y a levantar la medalla de bronce.

RIVER PLATE 4
Lux;Moreira, Martínez Quarta, Pinola y Casco; Zuculini; De la Cruz, Palacios y Mayada; Álvarez y Borré. DT: M. Gallardo.

Cambios: Quintero x Moreira, 46′; Fernández x Palacios, 46′; Martínez x De la Cruz, 70′.
Goles: Zuculini, 23′; Martínez, 73′ y 90’+3; Borré 88′ de penal.

KASHIMA ANTLERS 0
Kwoun; Uchida, Jung, Inukai y Anzai; Endo, Nagaki, Léo Silva y Abe; Doi y Serginho. DT: G Oiwa.

Cambios: Sogahata x Kwoun, 23′; Nishi x Endo, 65′; Ogasawara x Uchida, 76′.

Referí: G. Rocchi (Italia)
Estadio: Sheikh Zayed Sports (Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos)

River terminó tercero en el Mundial de Clubes 2018.

@lostribuneros