Fluminense afuera y la final será en blanco y negro

El campeonato Carioca llegó a su etapa final luego de que Vasco da Gama venza de atrás al Fluminense en el “Maraca”; Botafogo y el “Gigante de la Colina”decidirán el título a partir de este fin de semana.

Un partido impresionante de esos que te mandan para el hospital jugaron en el Jornalista Mario Filho del barrio Maracaná los representativos de Botafogo y Vasco da Gama, ambos rivales clásicos. La puja válida por las semifinales de la Copa Guanabara fue ideal para el hincha neutral, porque tanto simpatizantes del “fogo” como del “fluzâo” pasaron de la euforia a la depresión en apenas 90′.

La primera emoción del encuentro se dio por el lado de los cruzmaltinos cuando Giovanni Augusto aprovechó un balón mal despejado por la zaga del “Flu” y con un zapatazo a los 27′ dejaba todo 1-0.

Faltaban seis minutos para el descanso cuando un ataque a fondo por la derecha, un perfecto pase atrás y una deliciosa definición de Pedro, ponían las cosas 1-1.

En el complemento los tricolores apelaron a la picardía de un Sornoza que tiró una pelota envenenada en un tiro libre; le puso tal efecto al balón que este -a colocar- pasó lentamente por la barrera y pegó en la raíz del palo izquierdo y se metió en el arco vascaíno mientras el arquero hacía vista.

Pintaba para que el Flu se meta en la final con el Botafogo, sin embargo, Paulinho recibió un balón a 20 metros de la línea de gol, sacó un tiro tan sutil que la pelota pasó sin pedir permiso hacia la red, coronando el 2-2, en el minuto 70.

Fluminense se sintió tocado y salió con todo en busca del tanto del triunfo. Probó al arquero vascaíno en un par de ocasiones y éste respondió; fe se tuvieron los cruzmaltinos porque fueron con todo en busca del partido a falta de 3′ para el final reglamentario y con seis minutos más de descuento; bombardeo en el área tricolor y hasta un gol anulado a los 92′.

Estaba todo terminado, o más bien casi terminado, cuando un ataque en profundidad por la izquierda, pelota que llega al área chica, defensa bien parada, pero la magia típica de los brasileños afloró y Fabricio sacó un remate imposible al estilo de Alcides Ghiggia y mandó el balón al fondo de las piolas.

Vasco da Gama y Botafogo definirán el Carioca este domingo 1 de abril y el próximo día 8.

@lostribuneros