Flamengo le sacó la papa de la boca a Fluminense

El «Fluzâo» se estaba tomando revancha del «Mengo», que por la ida había ganado por 1-0, y gracias a un tango de Hernique Dourado a los 4′ se imponía por idéntico resultado, obligando a ir a los penales. La final del campeonato Carioca parecía que iba a ser definida desde el punto penal, pero dos agónicos goles en el final les dieron el triunfo y el título 34.

Paolo Guerrero a los 86′ hizo vibrar a la hinchada del Flamengo al empatar el juego y dejar servido el título. Fluminense precisaba dar vuelta la historia en el poco tiempo que quedaba y nuevamente forzar los penales, pero a los 90+6′ Rondinei puso el 2-1 y el «mengo» levantó el máximo título del estado de Río de Janeiro.

Hasta 1999 el mayor campeón de la historia del fútbol carioca era el Fluminense, pero éstos se quedaron y su archirrival Flamengo se los devoró en este nuevo milenio, quedando ahora 34 a 31.

@lostribuneros