Fake News complica a un hospital pobre

0
141

Brasil está en el horno respecto a la salud pública. Jair Bolsonaro les quitó presupuesto y alega que la pandemia de coronavirus que azota al mundo es «cuento». Mientras tanto la enfermedad entró en territorio brasileño con furor.

Piauí es uno de los estados más pobres del gigante sudamericano. Ubicado en el noreste los llamados despectivamente por sus compatriotas «nordestinos» se encuentran en gravísimos problemas por causa del Covid-19.

El futbolista del Flamengo, René, cayó en la volteada y una mentira que viralizó por redes sociales podría dejar sin nada a un hospital de la localidad de Picos.

Resulta que René prestó su imagen para la recolección de fondos para comprar elementos para enfrentar el virus mortal. Pero, un inescrupuloso, de esos que habría que desterrar de las redes sociales y que debería pasar una buena temporada en la cárcel, inventó un «Fake» donde decía que el lateral izquierdo había donado 1 millón de reales (193 mil dólares) para los respiradores.

El tema es el futbolista prestó su imagen, elevadísima tras las conquistas del Brasileirâo y Copa Libertadores pocos meses atrás. Por lo tanto, la meta propuesta de juntar esa cifra cayó por tierra. Todo por un Fake.

La mentira corrió como reguero de pólvora, logrando que quienes estaban dispuestos a donar dinero desistan creyendo que el jugador tapó el bache.

«Tristemente, termina complicado todo por una fake news. Mucha gente que tuvo interés en colaborar, al ver la cifra de un millón, terminan no haciéndolo. Divulgamos que no era verdad, nuestra intención no era recibir un millón de reales, sino cien mil para comprar respiradores», dijo Hugo Martins, organizador de la campaña.

Lo más triste es que responsables de portales brasileños hicieron eco de una mentira. Sin chequear mandaron la noticia, esparciéndola a lo largo del país.

Ahora Martins tomó los remos saliendo a aclarar sobre esta mentira y debió comenzar una nueva campaña. En verdad no pretenden 200 mil dólares sino que 20 mil para los respirados, en especial.

@lostribuneros

No hay comentarios