Europa es protagonista de hechos de violencia nuevamente

La hinchada del Besiktas de Turquía protagonizó un hecho bochornoso en el estadio del Olympique de Lyon. Comenzaron a arrojar objetos y bengalas hacia la hinchada local y los barras franceses replicaron. El público debió invadir el campo de juego para ponerse a salvo y el encuentro debió ser paralizado por 50 minutos.

El descontrol reinó y hasta se temió un atentado terrorista.  La fuerzas de seguridad lograron calmar a las hinchadas y por fin jugaron. Acabaron 2-1 a favor de los locales. Fue por Europa League, juego de ida.

@lostribuneros