Este River no para de ganar y ahora se llevó puesto a Estudiantes

River Plate le rompió el invicto a Estudiantes por torneos internacionales, al vencerlo por 1-2 en el Ciudad de La Plata. El equipo de Gallardo lo cocinó a fuego lento y se alzó con el triunfo por Copa Sudamericana. Sánchez se marchó expulsado.

River ganó la primera pulseada por los cuartos de final, tras romperle el invicto a un Estudiantes que nunca había perdido de local contra equipos argentinos por torneos internacionales.

El equipo dirigido por el «Muñeco» Gallardo cocinó a fuego lento a un Estudiantes que comenzó con todo el juego, ya que presionó en campo rival, cerró los espacios y no dejó que River haga de las suyas en ofensiva.

Los Pincharratas quemaron las naves en esa primera mitad generando varias chances, poniendo en jaque al fondo riverplatense que la pasó mal.

Estudiantes hizo mucha presión e incluso a punto de abrir el marcador estuvo, luego que el atacante Román Martínez sufriera un claro penal por parte del arquero Marcelo Barovero, que el árbitro Sr. Diego Abal, desestimó. Esta fea falta del capitán Millonario terminó con la sustitución prematura del jugador, quien se marchó severamente lesionado a los 23′, siendo suplantado por Auzqui.

El «León» estaba más furioso, ya que la lesión de Martínez los agrandó anímicamente. El tiempo estaba llegado a su fin, cuando el uruguayo «Viruta» Vera aprovechó una mala salida de Funes Mori, le robó el balón y con mucha fuerza le pegó para dejar sin asunto a Barovero.

Para el complemento otro fue el cantar. River se adelantó en el campo, comenzó a hacer lo mejor que sabe: controlar el balón. Comenzaron los toques lindos, los jugadores que se desmarcan, los que desmuestran su habilidad, y ahí el «Millo», jugando en campo adversario, comenzó a mover el marcador.

Gallardo tuvo que mover el banco, a los 50′ Vangioni sufrió una lesión y tuvo que colocar al colombiano Álvarez Balanta, por lo que ganaron firmeza y solidez en la última zona, además, podían acoplar más gente en la ofensiva.

La «Pulga» Mora puso el empate a los 53′ y eso fue lo que agrandó a River. El equipo de la «Banda» siguió en la suya, fue netamente superior que su rival, quien generó chances de gol, en especial por arriba.

River volvió a pisar el acelerador y ligó con la suerte de campeón que lo viene acompañando desde que lo dirige Gallardo; Sánchez sacó un zapatazo que fue desviado por el defensor Schünke y así se pusieron 1-2.

El juego era por demás interesante, ya que Estudiantes, fiel a su garra, no dio una por perdida, y sin claridad, pero con mucho corazón fueron en busca del empate. Barovero sacó una pelota prácticamente de la línea, tras un perfecto cabezazo «Pincha».

Para colmo, Carlos Sánchez se mandó un piscinazo cinematógrafico, Abal no compró y le exhibió su segunda amarilla, por ende, se fue expulsado.

River es una máquina que da placer verlo jugar; Estudiantes tiene mucha garra y corazón, por eso, creemos que la serie aún está abierta. Pese al triunfo del «Millo».

@lostribuneros

Fijate en

Bayer 04 Leverkusen paró por fin con un Bayern Munich que ya aburría

En un giro sorprendente para los aficionados del fútbol alemán, Bayer 04 Leverkusen ha logrado …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *