Este loco fútbol argentino: Hinchas de Boca festejando victoria de River y los de Racing los goles de Independiente

Se alinearon los planetas en Argentina por una vez en la vida. Quién sabe cuándo esto se va a volver a repetir. El hecho es que durante 90 minutos hinchas de Boca y de Racing vivieron un idilio con sus archirrivales y hasta los ovacionaron.

Cosas del fútbol dicen, pero claro, al tratarse de un clásico cruzado entre Boca Juniors e Indepediente en La Bombonera y Racing ante River Plate en el Cilindro, hubo emociones por doquier ya que ambos equipos llegaron a esta jornada con chances de campeonar, pero claro, dependían también de cómo se comporte su acérrimo rival.

Las especulaciones típicas del argentino promedio (ácido y suspicaz) estaban al rojo vivo. Se decía que Independiente iba a entregar para que Racing no salga campeón, que River iba a hacer lo mismo para que Boca no sea campeón, pero, los muchachos de ambos equipos tiraron todo por tierra.

Boca precisaba de la victoria para consagrarse campeón o empatar y que no gane Racing, mientras que la Academia debía ganar y rezar para que sus rivales le roben puntos a los Xeneizes para ser ellos campeones o en tal defecto forzar una finalísima.

Tras el mar de especulaciones los Rojos se pusieron arriba provocando la ovación de la gente de Racing que se dio a la cita en el Cilindro. Mientras que dos minutos después eran los de Boca que festejaban el gol de River porque les devolvía el título.

Los de Racing estaban atentos a un Independiente que iba al frente. A falta de diez minutos para el cierre éstos anotaron 2-2 que fue festejado por sus rivales racinguistas.

Faltaban dos minutos y Racing tuvo la posibilidad de quedarse con el trofeo porque tenía un tiro penal a favor. La posibilidad de anotar dejaba pálidos y sin aire a los simpatizantes de Boca Juniors porque ese tanto les daría el trofeo a los dirigidos por el «Pintita» Gago. 

Franco Armani, arquero riverplatense bien pudo hacer la vista gorda y dejar pasar esa pelota e irse en andas de Avellaneda, pero, totalmente profesional fue el comportamiento del cuidapalos que no especuló y desvió ese penal e hizo que los hinchas de Boca festejen y lo ovacionen.

La fiesta cerró con aplausos a River Plate porque Borja anotó el 1-2 y de ahí Boca sí se consagró campeón.

Fijate en

En el horno está Javier Mascherano porque su selección está al borde del ridículo

Sin los europibes pero con jugadores de altísimos kilates fue a jugar el juvenil Sudamericano …